¿Desarme?: Lo que uno se puede encontrar en el baño

2 comentarios

Aparentemente la mejor forma de desarme poblacional son: unas cuantas pequeñas Light, un puticlub medio apagado en cierta plaza de la Winston Churchill y varias visitas al baño en la que en ocasiones tienes que sacarte las dos armas para tener una experiencia placentera. Lo lindo es que no era de un civil, sino de un oficial. ¡Qué maldita sorpresa!

Un jueves como un domingo

4 comentarios
De solitario en la casa, solo hay unas cuantas cosas que se pueden hacer para evitar a la amiga nostalgia y la amiga melancólica de que se vengan a pasar la navidad conmigo: beber y el increíble arte de “splitting thougts up!”.

Con una botella de Whiskey y la otra esperando ser victimizada, se lee un poco de Benedetti (no del Benedetti nostálgico sino del divertido), se observa una película (en la laptop o Mac por que el DVD está dañado) se ve videos en youtube y se escucha buena música.

Aunque días como esto se le es imposible a uno, no ver alguna de las fotos dentro de la carpeta “personal” y sufrir el deseo de apretarse con alguien, más en este día de ocasionales lluvias.

Uno se entretiene, brinca de la cama al suelo, no le da mente a que media sabana coquetea con el piso, que literalmente todo está tirado en el suelo, que si tu madre ve esto le da un infarto. La botella ya a dado su jonrón, que hará la otra mientras una mezcla garrafal de canciones de Eddie Vedder, Silvio Rodríguez, Jack Johnson, Ismael Serrano, entre otros brota de la otra maquina mientras en una veo otra cosa; que manera de gastar luz por gusto.

¡Feliz Navidad!

Captando: Amanecer rosa

2 comentarios