El Real Madrid vuelve a la grandeza

0 comentarios
La mañana, breve por la cantidad de sueño acumulado, presenciaba un día hermoso, sin trabajo ni preocupaciones, un perfecto domingo de fútbol.

La anticipación nos llevaba a un domingo de agosto, ese mismo día que esperábamos con ansía el comienzo de una nueva temporada de La Liga que hoy presenciaría su final.

“La Liga” se definiría en 90 minutos, el Barca y el Madrid, que se encontraban empates de hace ya cuatro semanas, jugarían a la misma hora, algo que venía sucediendo desde hace dos semanas, postrando el corazón de los fanáticos en estado de shock.

Las previas eran ya molestosas, mostrando los pasados títulos del Barca (2004-2005, 2005-2006) y la última gloria del Madrid, su vigésimo novena, la de 2002-2003.

Casa de España abarrotada de camisetas blancas y azulgranas, chicos y grandes, todos hinchas, no solo españoles, también dominicanos y uno que otro de otras naciones fundidas en la última fecha de La Liga, una de las más emocionante de los últimos tiempos.

Con el pitido de inicio todo el mundo estaba al pie de sus asientos, y los fanáticos del equipo catalán fueron los primero en celebrar, al minuto 17, el Madrid sufría, el defensa del Mallorca (equipo al que se enfrentaban), Fernando Varela marcaba el gol de la ventaja y en el Camp Nou, el capitán de los azulgranas marcaba un gol gracias a un pase de Lionel Messi en el minuto 19 de su juego contra el Nástic, este resultado le daba la corona a Barcelona si se mantenía de esta forma.

El partido Barcelona-Nástic se mantuvo del lado de los Catalanes, ganando 3-0 cuando culminaba la primera mitad, saboreando así la presea de La Liga porque el Madrid continuaba perdiendo después de 45 minutos, “Estoy perdiendo la cabeza” reveló un fanático de los merengues en el medio tiempo.

El pitido del segundo tiempo mantenía la alegría del lado catalán de España, el Barcelona le agregaba su cuenta en el minuto 50 con gol del argentino Messi, el Madrid apenas lograba poner la bola sobre el larguero gracias a los pies de David Beckham en el minuto 57.

Empero, dicen que a falta de un goleador, aparece otro, el Madrid había perdido al lider de goles en la liga, Ruud Van Nistelroy, en el minuto 32, pero José Antonio Reyes le dio esperanza a los merengues en el minuto 67 empatando el partido contra el Mallorca, pero el titulo seguía en Barcelona por el resultado de los partidos, los merengues necesitaban ganar.

La celebración llegó diez minutos antes que terminará el partido, sobre los 80 el centrocampista Mahamadou Diarra, cabeceaba un tiro de esquina al fondo de la red que le arrebataba el campeonato de la liga al Barcelona que lo mantuvo por, irónicamente, 80 minutos.

El aire del piano bar de Casa España cambió drásticamente, a los del Barca no le importaba ya que su equipo estuviera brindándole una paliza al Nástic, para celebrar, necesitaban que el Madrid perdiera o empatara ante Mallorca y con diez minutos restantes y el Madrid en constante ataque parecía imposible.

El balde de agua fría llegó solo tres minutos después, Reyes (recuerden el: “a falta de un goleador nace otro”), quién no llevaba consigo una buena temporada, marco su segundo gol de manos de un pase de Gonzalo Higuain (la misma combinación del gol del minuto 67) para que el Santiago Bernabeú se llenará de euforia por los siete minutos (más el descuento) restantes.

El pitido final llegó, el Barca cerró como campeón, apabulló 5-1 al Nástic de Tarragona; el Madrid sufrió, tardó 50 minutos en empatar y 13 minutos (luego del empate) en marcar el que les dio la ventaja decisiva.

“El Barca fue el equipo más goleador y el que menos goles recibió” argumentaba un fanático de los azulgranas ante la torrida de emoción a la que era sometido por los fanáticos del Madrid.

“Tuvimos muchos malos momentos durante la temporada, parecía otra temporada decepcionante, pero los errores del Barca los aprovechamos, y con una buena segunda parte del torneo hoy podemos decir que somos campeones” declaró una de las tantas feminas que se encontraban vestida de blanco en la Casa España.

El Madrid logra su trigésima corona en la 38va y última fecha del torneo de la liga española 2006-2007.

(Fotos en orden de aparición: el conjunto merengue lanza sobre sus brazos al técnico Fabio Capello, el delantero José Antonio Reyes celebra uno de sus dos goles del partido y el capitán del Madrid, Raúl González, celebra el titúlo número 30 del Madrid, para él, su quinto vestido de blanco)

Un adiós a Cinema

0 comentarios
“Cinema Café es un espacio creado con el interés de servir de punto de encuentro para diferentes tendencias, ideologías y culturas. En este sentido servimos de medio para la realización de actividades artísticas y culturales de contenido diverso que ligadas a nuestra oferta de café-restaurant definen un espacio donde no hay lugar para discriminaciones ni distinciones.”

¿Y de que ampararnos sino de tristeza? ¿Qué otro lugar podremos visitar como si fuera nuestra casa? Al parecer la politica afecta hasta donde uno menos se los piensa, y su última victima ha sido el Cinema Café, cerrado por sanidad, por ¡sanidad! compañeros asistentes.

El sector cultural se agrega otro conflicto encima, además de los creados con el Festival de la Canción y la Ley de cine (ahí la Ley de Cine) y el hecho de que a lo mejor no cuenten con cultura en sí, se anotan el repudio de una sociedad libre de indiferencias cerrando, tal vez, el local más democrático y sin prejuicios de toda República Dominicana.

Adiós nos vemos obligados a decirle a Cinema que tanto Jazz y Rock nos brindó, que tan acogedor fuera para los que andarán en bolos, en camisa o en t-shirt, que fueran negros, blancos o grises, y se fue no como los otros lugares de ocio los que han cerrado por permitir el consumo de alcohol en los menores, o por cobrarse vidas, si aquellos que a diferencia de Cinema, hoy se encuentran abiertos.

No hay palabras en las que pueda resumir mi sentir hacia ese patio, que con Jazz y Rock de los miércoles, las tertulias ínter diarias y ese ocasional lugar de trabajo, en el que acompañado de la “laptop” caían cafés, “frías” y tragos con la suave selección musical que solo un sitio como Cinema sabía brindar.

Hasta luego entonces, en busca de que los celos y materiales políticos (fecales) dejen de influir y pueda permanecer el Cinema en el mismo lugar, pero de moverse, cuenten conmigo que los sigo hasta el este, el norte o el sur.

1J4

1 comentarios

“Prefiero morir de pie, a vivir arrodillado”

Ernesto “Che” Guevara

Como puede pasar desapercibido el día que dio inicio de la revuelta de nuestra libertad. La muerte de grandes hombres, la caída de los inmortales que revolcó el sentimiento de ser libre en todos lo dominicanos, ese día que marcó en la historia como “los que desafiaron al tirano”.

Las expediciones del 14 y 19 de junio de 1959 de militares y revolucionarios que llegaron desde Cuba para terminar la tiranía de Rafael Leonidas Trujillo, a quienes estos grandes hombres habían apodado de “Chapita”, por la exageración de medallas que el “generalísimo” tenía la costumbre de utilizar.

Llegaron por avión y por mar, unos más suertudos que otros, unos más jóvenes que otros, hombres que marcaron su nombre e iniciaron la cuenta regresiva del terrorífico régimen de Leonidas Trujillo.

Barbudos y desnudos, niños de tetas y arcaicos, se arzaron en armas frente a todo la opresión ofrecida y esclarecieron la esclavitud que por 29 años vivía el dominicano.

Fueron torturados, malogrados, física y mentalmente, pocos sobrevivieron a las opresiones pero no lograron vencer la edad, uno que otros se mantienen, claro ya tocando la puerta de la escalera del más allá.

Este día y nuestra libertad es dedicada a ellos, que nos enseñaron a empuñar el fusil y a gritar nuestros pensamientos al aire sin miedo a la aniquilación. A Delio Gómez Ochoa, a Camilo Cienfuegos, a Pablito Mirabal, que arribó con solo 15 años (excelente tirador a pesar de su edad), que sobrevivió a todo lo que le lanzaron durante la opresión pero, irónicamente, no pudo sobrevivir un rayo que lo fulminó mientras paseaba con su novia en un parque hace algunos años.

A esos caídos, que en realidad nunca cayeron, le debemos el recuerdo y el honor, al movimiento que luego inspiraron dirigido por Manolo Tavarez Justo, que luego muriera en Las Manaclas defendiendo la Constitución.

De esos olvidados por muchos, tenemos el sentir patriótico que se encuentra escondido muy dentro de nosotros desde hace algunos años.

A todos los combatientes que llegaron por aire o por mar, a Poncio Pou Saleta, uno de los sobrevivientes de los de Constanza que hoy cuenta con 87 años, a los que sobrevivieron y murieron en La 40.

Que esa sangre, esas uñas y dientes extraídos, esas horas de torturas esas batallas libradas queden frescas en nuestra mente porque no se nos puede olvidar que somos libres y que algún día fuimos oprimidos por un diminuto narcisista y que estos “caídos” nos brindaron la esperanza de levantar cabeza y defender lo que nos tocaba.

…..Hasta la victoria siempre….

…..A mi viejo…..

Entre frescolas y amables pasteles

0 comentarios
El día comenzó con una mañana hermosa, esas mañanas que solo provocan sol, arena y mar, las ojos hinchados me recuerdan mi intento fallido de llegar temprano la noche anterior; abro el grifo del agua y intento ponerme la máscara de todas las mañanas.

La autopista desierta da paso a la velocidad, el cielo se transforma de manera repentina y el sol caribeño se oculta de momento para que seamos abatidos por un momentáneo aguacero.

San Pedro nos da la bienvenida, con las primeras “frías”, en el momento en que pasamos el monumento en honor a los guloyas, a los peloteros y a la caña. El sol se enseña de nuevo y mantiene firme como amo y señor del día.

El parque virtualmente desierto, solo consigue mostrarnos los de siempre, pregoneros y limpia botas, motores que cruzan de un lugar a otros, madres que agarran de la mano a sus pequeños, y la continúa entrada y salida del local de Amable.

Nadie sabe del todo lo que ha pasado, los pasteles de Amable han logrado conseguir que el loca sea visitado los fines de semana (más los domingos que los sábados) por moradores de otras provincias del país, especialmente de la capital.

En comparación a los trascendentales de Doña Chichita en San Cristóbal, un joven de la capital alega que “han perdido sabor, ya no son iguales que antes, pero estos se han mantenido con muy buena calidad” “además tenemos el parque, el malecón y muchos lugares a donde podemos cruzar para comer y beber”.

Empero, a los pregoneros, el flujo de personas no le ha ayudado en su negocio, “ellos vienen aquí compran sus pasteles, traen su bebida y se quedan en el parque o se van a otro sitio, no nos hacen caso”.

El caso de los limpiabotas es otro, “siempre encontramos alguien que nos da algo, pero no por limpiar, todos andan con tenis o chancletas”, explicó uno de los pequeños que merodean el parque en busca de calzados que limpiar.

Otras de las situaciones que han comenzado a presentarse, es que los jovencitos se abalanzan a limpiar los carros parqueados frente al local de Amable y del parque para luego pedir el “menudo” que él cliente le pueda dar.

Estos viajes, que ya son una cotidianidad en el capitaleño, son acompañados de unas cuantas cervezas o ron, para amenizar el viaje, como dirían muchos.

“La cerveza le da un toque al pastel, además que no se puede viajar sin alcohol” comentó uno de los visitantes.

Los pasteles de pollo fueron los más vendidos por un margen de 3 a 1 entre mi estadía de la mañana a la tarde el día del domingo, donde pocos fueron los asistentes en este pueblo que se ha convertido en la atracción de muchos por sus pasteles en hoja.

Pá los tres y pá los que quieran

0 comentarios
Era miércoles, y todos los caminos indicaban una noche junto al Cinema Cáfe (rezando por que no sea de riña), la noche, propicia de bebida por el jueves Corpus Christi, anunciaba su estruendo de buen gusto musical, tertulico, gastronómico y de pilseners, cubatas (a la dominicana), caipirinhas (a la dominicana) y margaritas solitarias.

Casi llegando la noche, o sea en la tardecita, el ambiente se vestía de excusas y la salida parecía esfumarse a no ser por Ingmar Bergman y su ciclo de películas en la Cinemateca que nos sirvió de enlace entre la tardecita y la visita nocturna al concurrido Cinema.

Luego de sufrir por hora y media dentro de la Cinemateca (cuantas frías hubieran caído en ese tiempo transcurrido), fuimos a lo que vinimos, sentados en la mesa, trago en frente y tertulia iniciada.

Palabras van y vienen, exploración por el menú de tragos exitosa, la compañía, muy buena, es sustituida (la de la noche temprano pasa a ser la de medio tarde en la noche) por una beldad con la cual tenía ya varias pequeñas atrasadas.

Entonces suena esa fusión de ritmos, guitarra soberbia (la estrella de la noche), batería exquisita, bajo en el punto (aunque el bajista un poco aburrido) y la conga, perdida un poco en el sonido, le daba el toque de azúcar a un despliegue de música de principio a fin encantador.

Entretenido con la música y el nuevo look de mi compañía tardía caían a sorbos los cuerpos de las pequeñas frívolas, en algún momento confundidas por el estilo anoréxico de la marca, hicieron compañía dos asiduas del lugar y claro amigas mías (lo que provocó que casi me ocultará debajo de la mesa debido a la cercanía de ellas con la trifulca de mi última visita a Cinema) que alumbraron un poco más una noche perfecta.

Justo cuando pensábamos que no se podían superar, los chicos agregaron un acordeón para brillar con más sabor caribeño en una noche que les perteneció a ellos.

Luego de que cayera la última pequeña y la última tonada, me enteré que la noche no había escapado sin ninguna riña, parece que se ha hecho famoso agredir a las “chavas” en Cinema. La última victima fue acosada y al final agredida por un “amigo del dueño” en la parte interna del bohemio lugar.

Adiós Cinema, hasta la próxima tonada, hasta la próxima pasada luego de la Cinemateca, hasta la próxima batalla (mentira, prefiero que sigan sucediendo), me despido montado en jeepeta y todo con una musa hermosa y una tonada encantadora.

……A Booty….

……A Carmel y Pachy…..

(Foto del acordeonista fue tomada por: Pachy)

Atrás quedó mayo

0 comentarios
Atrás quedó el mayo de ellas, las más grande, la razón de la existencia, el mayo de las madres, que se merecen los segundos, las horas y todos los días existentes e inexistentes.

Atrás quedó mayo, con sus amenazas de lluvias y su calor infernal.

Atrás quedó mayo lleno de genialidades de este paraíso, de Cámara de Cuentas y sueldos abusivos (bueno para los malos; malos para los buenos).

Atrás quedó mayo con una nueva búsqueda del “kwan” perdido (vease la película Jerry McGwire), que se esconde en callejones y sombras, cual ladrón de celulares o de vida (que son los peores).

Atrás quedó mayo con su tala, mal explicada, de árboles y sus muertos en parqueos.

Atrás quedó mayo, promoviendo un nuevo modelo, y no hablo de la japonesa Miss Universo sino del uniformado criollo que inunda los periódicos y no resuelve un solo caso.

Atrás quedó el mayo de las beldades de Donald Trump (ahora si hablo de la japonesa) con una hermosa nipona que repone a las que ganarán la corona antes que ella y después de la nuestra Amelia Vega.

Atrás quedó mayo, con sus conflictos de salud y sus catástrofes en Dajabón.

Atrás quedó mayo, con sus piratas y sus arañas, terceras entregas que prueban que de éxitos no se debiera abusar tanto. ¡Devuélvanme mis seis horas!

Atrás quedó mayo de bebentinas abusivas pero tranquilas, de cine y televisión (bueno y malo), de lecturas pasada la media noche y de ronquidos durante el trabajo.

Atrás quedó mayo con sus noches solitarias, con un conteo de horas enfermizas dentro de la casa sobrevividas gracias a Silvio, Sabina, Pablo, al Rock (suave, pesado, al revés, de lado) y mi inseparable amigo, la botella de Juancito Moreno; y claro, entre frías.

Atrás quedó mayo y nos dejo un junio que amenaza la tranquilidad, el clima y sobre todo con la misma pendeja. ¿y entonce?