Ellas, las mortificadoras

0 comentarios
Todo fanático del celuloide, frenético con la televisión y el expectante de las áreas de sociales, tiene que tener su selección de gustosas estrellas con la que le gustaría pasar un buen rato.

Yo soy uno de esos, las mujeres perfectas de la farándula han sido mi mortificación desde que ha temprana edad comencé a sentir ciertas cositas. Mujeres de la música, la televisión y especialmente del cine, se han caracterizado por mortificar mis pensamientos solitarios y de hacerme compañías en aquellas noches en las cuales ya no quedan más remedio.

Ha medida que va pasando el tiempo, esa lista de personas “queridas” por uno vive en constante cambio, siempre hay una que otra que se mantienen, pero normalmente de la lista entran y salen beldades que despiertan los más profundos instintos sexuales.

En mi caso, las nuevas “ricuras” que se han encargado de ser bienvenido por las puertas solitarias y bohemias de mi soledad (perdonen la redundancia) han sido Tania Derveaux, una hermosa e intrepida belga que junto a su oferta de 40,000 felaciones y su escultural cuerpo batalla las promesas no cumplidas del gobierno (no hay alguien así por aquí).

La segunda nueva es Elsa Pataky. La madrileña cuenta con los ojos más hermosos que hasta ahora e visto, una actriz de múltiples lenguajes (ha participado en películas francesas, italianas, españolas y norteamericanas) que emana una sexualidad muy natural en pantalla y enamora con la dulzura con la cual interpreta a sus personajes. No hay que mencionar que tiene un cuerpo bellisimo ¿verdad?

Empero, tengo que confesar haber pasado por la fiebre que pasamos muchos de los muchachos a principios de este siglo. Britney y Cristina, se encargaron de que no pensáramos en otras personas más que en ellas, la primera fue la que se encargo de frustrarme en terminadas ocasiones y logró que me convirtiera en su defensor número uno. La verdad es que fueron tiempos muy vergonzoso para mi ideología inspirada por el Rock y la Trova, me sabias todas las canciones de la Spears.

Pero luego vinieron los descuidados, Cristina (con una voz ejemplar) nunca ha sabido que hacer con su vida, y a la otra, a la cual ya le tengo asco a pesar de que en algún momento fuera “mi novia” a quedado calva de un arranque y así mismo como su pelo dijo adiós, así mismo le respondo yo, buh bye.

Sin embargo, las trascendentales estuvieron allí, para ayudarme y sacarme del hoyo en el que caí, esas beldades que son irremplazables, esas que desde el principio estuvieron allí y se mantienen allí a toda honra.

Las mujeres de la lucha que siempre andan por ahí adornando una novela echa para muchachos y hombres que no crecen (culpable).

La picante venezolana, Gabriela Espino, que brinca y grita encantadoramente en novelas y programas de su país natal, que cuenta con un colorsito de piel riquísimo y una de las cinturitas y retaguardias más provocadoras de la televisión latinoamericana, y claro tintada en la parte inferior de la espalda y en el lado derecho de la cadera, ahí Gaby Gaby.

La princesa australiana, Nicole Kidman, que nunca ha dejado de ser comparadas con todas las que llegan, ha sido el pilar de un gusto por las damiselas de las famas que ha crecido al igual que sus impecables presentaciones.

La internacional italiana, Monica Bellucci, la mejor actriz en varias lenguas (ha sido ejemplar en italiano, francés, inglés, español, en lo que quieras) , fue la razón para yo aguantar las secuelas de “The Matrix”, esos momentos cortos en que salían valían y siguen valiendo la pena, tal vez los mejores labios y los mejores pechos que andan rodando por la tierra de la farándula mundial.

¿Qué hacemos si no deseamos? ¿Adonde paramos si no tenemos esos segundos de babeo frente al televisor? Que conste, antes que las feminas, amigas mías o no, antiguas o futuras acompañantes, esto va de la mano con ustedes también, porque no somos los únicos que idolatramos las perfecciones de la farándula, también ustedes nos desechan por lo especimenes inferiores que no pueden hacer más nada que aparecer en televisión.

Un beso a todas.

…….A las del listado, Bebel, Booty, Celines, Jeymi, Lissy, Lia, Mariel, Mery, Menina, Niana; las reales, culpables de constantes giros de cabeza….

……A María Teresa, la última belleza en ser agregada a la lista de amigas de este crítico siempre enamorado y poco solicitado…..

(Fotos: por orden de apariencia, Monica Bellucci, Elsa Pataky y Gabriela Espino)

El día, la semana, el mes, el año son de las Madres

0 comentarios

Hoy, mañana y siempre, debe ser colocada esta genio en un pedestal.

Esta guerrera de mil batallas que nos convierte en frutos del futuro, que da su sangre sin pensarlo, que ama incondicionalmente, a ella se le debe todo, mucho más que la vida.

A todas ellas, que sus lágrimas derramadas sean sustituida por una eterna felicidad (que se la merecen) a ellas el clamor de que las queremos, amamos, y daríamos todos por ellas.

A las mejores personas del mundo, a ustedes mujeres incomparables, a ustedes el día, la semana, el mes el año porque son ustedes, seres increíbles, Madres (la mayúscula es obligatoria en este caso).

Un beso enorme.
(Foto: Irene Ortiz y Ernesto Santos, madre y hermano de este crítico bohemio)

Entre pitufos y tornados

0 comentarios
"La mirada triste de un pueblo herido".

No hay nada que me gustaría más que hablar de un intento fallido de Gargamel por destruir a los inocentes Pitufos con un desgarrador tornado, pero la verdad es que no somos infantes y las estadías frente al televisor ya son más que añejas.

Al contrario hablo de un personaje más macabro que Gargamel, que por situación irónica a sido denominado como Pitufo por los compañeros y vecinos de la Zona Colonial, nuestro increíble síndico, 9 x 9 Roberto.

El 81 (un intento fallido por ser chistoso, es el resultado de 9 x 9, pido disculpas) ha hecho de su campaña laboral el asesinato de la ciudad alegando que dichos árboles presentan un peligro para la sociedad, una realidad en muchos lugares de la ciudad, empero, la matanza ocurren sobre los inocentes (la historia siempre nos alcanza).

Los árboles del frecuentado parque Duarte en la Zona Colonial, han sido victimas de las filosas cuchillas que los han derrocados y culpados de destruir la hermosa primera ciudad de América para ser sustituidos por palmas que según los indicios, no hace más que engordar el bolsillo del presentador de televisión.

Estos crímenes deben ser detenidos, Santo Domingo de Guzmán agoniza, la esta matando su propio ayuntamiento.

A Dajabón


A ellos allá que han sufrido un destino que para este país era improbable, que ahora marchan en escombros y abrazan su vida (no vaya ser que un aprovechador de desgracias se la quiera quitar), a ellos debe ser dirigido todo el apoyo posible.

No seamos un Bush y un gobierno estadounidense inmune a Katrina, seamos solidarios, olvidémonos de posar con uniformes y chapas en periódicos, y cuidemos a nuestros compueblanos (porque su seguridad pende de un hilo), no seamos como el antes mencionados y sigamos tumbando lo verde, como si los desastres naturales no hicieran suficiente.

En ellos debemos pensar, úsenlo como quieran, como campaña política (que de esta forma si se gana votos), como bofetada a los franceses que nos acusan de esclavistas, como buen ejemplo al gran pueblo del norte que solo se alimenta con sangre, no seamos como ellos, seamos los solidarios que tenemos que ser, en este rinconcito, este pedacito de tierra, el mejor paraíso del mundo, ese mismo que los de arriba aprietan y buscan destruir.

……a Nurita, residente en Dajabón, y a todos los vecinos y compañeros de la hermosa (mientras tanto) Zona Colonial……

…..una carita bañada en agua…..

Las "mamadas" desde Bélgica para el mundo

0 comentarios
“Mi nombre es Tania Derveaux, estoy liderando la senaduría del NEE en Bélgica y debido a la demanda popular y estaré ofreciendo 40,000 sesiones de sexo oral a quién la pida en esta página (http://www.nee-antwerpen.be/index-eng.htm)”.

Esta es la campaña publicitaria del movimiento imparcial de protesta de Bélgica que busca obtener votos para la senaduría que serían desechados como forma de protesta a todas las promesas exageradas y no cumplidas por los políticos de dicho país.

Tania, una joven de 24 años, apareció desnuda en la campaña publicitaria parodiando la oferta que hicieran los demás políticos de 400,000 empleos para el pueblo. Inicialmente, la hermosa belga, hizo la misma propuesta que sus rivales para luego cambiarla a sesiones de sexo oral por demanda pública y el idioma inglés (siendo “job” trabajo y “blowjobs” sexo oral).

La NEE busca obtener votos por sillones en blanco en el parlamento como manera de castigar a un gobierno y a unos políticos que prometen y no cumplen (¿les suena conocido?); de esta forma le estaría quitando poder aquellos que ganen su lugar en el parlamento y a los que se mantengan.

La página oficial de la NEE, anteriormente mencionada, es la página de índole político más visitada, superando la página de los demócratas de Estados Unidos y la de los Laboristas Británicos, obteniendo más de medio millón de visitas diarias.

Tania logró el consentimiento de sus padres para posar desnudas en las vayas publicitarias de la NEE que son transmitidas exclusivamente por Internet, para que luego de un par de días, “por demanda pública”, como aclara, le agregara el mensaje de “40,000 blowjobs to anyone who request one on this page” en busca de una gran cobertura de los medios para poder conseguir su cometido.

NEE le da la opción al pueblo belga de desestimar las opciones de los otros partidos echando un voto en blanco de manera legal porque el voto es una acción obligatoria en el país y de esta forma no quebranta ninguna ley y no le da el voto a ningún político.

¿Sería un este un buen ejemplo para nosotros tan cerca de la batalla de 2008?, claro que el primero en oponerse sería el angelical del Cardenal y las masas religiosas por ser una ofrenda satánica, ¿pero no sería esta una buena protesta que le daría alguito de que pensar a los políticos?

Esperemos que la protesta de la NEE sea una que triunfe, yo soy uno de los que me he unido a ellos y a su campaña de acabar con las promesas falsas que nunca acaban.

Empero, no puedo negar que me atrajo la oferta echa por la nueva diva belga, y que espero que en su viaje de 500 días y 80 sesiones de sexo oral diarias se recuerde de este pobre aspirante de escritor y periodista en este endemoniado paraíso, pero paraíso al fin, que es Quisqueya la bella, aquí en el hermoso y caluroso caribe.

Una nota de Tany (le digo Tany por que somos amigos ya): “Aquellos que son casados o tímidos pueden elegir recibir su sexo oral en la segunda vida”.

Jazz Ensemble y algo más sobre el Cinema

0 comentarios
Una noche pegajosa (esa es la mezcla de un día lluvioso con la noche calurosa), era perfecta para unas cervezas y buena música en un sitio acogedor.

Sobre el Cinema Café se desplegaba una onda de jazz y música “melow”, un par de cervezas y uno que otro giro de cabeza para seguir las rutas de las “pieles” presentes (perdonen el calificativo machista).

En conversaciones, primeras y segundas cervezas, roces con gente conocidas y desconocidas, se adentraba una noche corta (por lo del bulto de las 12:00 p.m. siendo día de la semana) que no atraía nada más que un par de panas tirándose unas frías al sonido del teclado, el bajo, la percusión y la batería.

Sin embargo, no podríamos estar más equivocado, la noche no se vestía de una usual conversación entre amigos y un apaga y vamonos sin nada fuera de lo normal que contar, pero nos entregaron algo, si un efecto de la pelea de Mayweather y De la Hoya el pasado sábado, lo único que de esta no se podría decir que fluía la testosterona, aunque a final de cuentas fue un factor esencial.

Justo detrás de mí ocurría una batalla de salones, de yo te arreglo el pelo mejor que tu a mí, (mi instinto periodista me falló cuando más lo necesitaba y no alcance mi cámara hasta que no fue demasiado tarde) un encuentro de dos pesos plumas, una rubia y una morena “A dream match”.

Cuando el final se acerba relucieron una bofetada y la clara oscuridad a la que no tiene acostumbrados el país (que se fue la luz, por si acaso) y ya mi aparato de captar imágenes era inservible y solo quería tomarme la segunda cerveza, o era la tercera.

Después de un letargo de oscuridad el jazz junto a la luz (let there be light) alumbraron el Cinema para comenzar el cierre de una noche que de repente se torno interesante.

Las ondas musicales cubrían un público ensimismado en sus porciones ocupadas de conversaciones ajenas que tambaleaban sus cabezas y medios cuerpos (la mayoría se encontraba sentado) al ritmo de un exquisito bajo (instrumento musical) y de la percusión que logro enamorar al público y robarse el show.

El sonido del micrófono fue un problema, las intervenciones de la tecladista no eran captadas del todo y la única canción acompañada de voz no pudo ser apreciada y se salvó de ser un fracaso por la buena melodía brindada por el grupo.

El jazz cayó junto con la manta negra en la que se convirtió el pequeño escenario cuando se apagaron las luces que los cubrían; los meseros se apoderaron de un deseo de cobranza desesperada, son las 11:50 p.m. hay que cobrar, parecía una versión dominicana mal hecha sobre la Cenicienta.

Y nada, pagamos, nadie murió y nadie se convirtió en calabaza, el preámbulo, el choque de guantes, fue más entretenido que la pelea de boxeo más vista en la historia del deporte; la oscuridad momentánea (pero larga) sirvió para comentar el combate, el jazz para tranquilizarnos y hacer del regreso a casa un poquito más placentero.

Pornografía

0 comentarios
“El instinto erótico pertenece a la naturaleza original del hombre, está relacionado con la más alta forma de espíritu”
Carl G. Jung

Minutos le daban sucesión al mediodía, el almuerzo tempranero de un sábado exageradamente caluroso, no terminaba de digerirse del todo por mis entrañas, cuando el celular suena con la voz tenue y hermosa de la que dependía en el momento me notifica que solo la puerta la separa de mi casa.

Le doy entrada, toalla y botellita de agua en mano, la besó delicadamente y la abrazo de forma desabrida porque el calor me ha echó perder esa dulzura necesaria; ella, no muy contenta con el saludo, dice casi entre los dientes: ¡Sorpresa!

Subimos al cuarto, atravesando una casa totalmente desierta de hace horas, y la cual para mí se siente más amena con esa presencia que tanto disfruto.

Nos dividimos entre la cama y el sillón, ella con cuidado toma asiento tomando en cuenta el abanico extra que se encuentra tirado en el piso, y entre conversaciones y roces de manos observamos una pelí.

Otro roce de manos y un beso necesario es mal interpretado, porque ella se acerca, y yo la acerco y quedamos juntos los dos, en la diminuta cama, ambos peleándonos sutilmente por el poco aire que llega comenzamos a besarnos.

El calor no cesa, se intensifica, pero hemos llegado a ese momento del que no se puede dar marcha atrás, sus pantalones son los primeros que besan el suelo (desgraciadamente caen sobre el abanico cerrando otra corriente de aire), mientras su mano derecha juega entre los míos.

Ya en trapos pequeños, el calor no reduce, se hace más intensos y ambos transpiramos y yo disfruto para jugar con sus pezones “paraditos” antes de alcanzar el par de preservativos ocultados en el medio de los colchones (excelente lugar para situaciones imprevistas).

El sudor intenso no evita que continuemos nuestra faena, ella sobre mí recostada me suspira al oído, al mismo instante en que lo muerde, una frase de una canción de Incubus “Are you in?”; momento enloquecedor que hace que las posiciones en la cama cambien.

Buscando comodidad, escapar de calor, y porque no un poco de variación, íbamos rotando lo que el deseo y la muestra médica de cama nos permitían (¿será pornografía si sale de la posición de misionero y se experimentan otras dos?); hasta que frente a frente quedamos los dos, viéndonos bañados en sudor, con un poquito más por dar.

No podía cerrar de mejor forma, observando su cuello y la silueta de su espalda, como se une con sus nalgas y muslos, como huele su pelo; el escalofrío y el letrero de pare nos quitan la fuerza; el aire nos faltaba, el agua era necesaria, empero, esto no evitó que saciáramos la necesidad de nicotina y que la pequeña cama estuviera a punto de ser incendiada por la lumbre de los cancerosos.

De repente llegó la despedida, a penas caía el sol y comenzaba la noche y terminaba la tardecita, para horas después ambos echados en nuestras respectivas camas, oír la voz de ella a través del celular decirme “tengo frío” me dio un sentimiento inmenso de soledad.

El mundo esperó... y sigue esperando

0 comentarios

La pelea más esperada del mundo, aquella que salvaría el deporte y le brindaría un manjar a eventos pagados por ver y las fojas de los apostadores, dejó mucho que desear un sábado de la noche.

Un campeón buscó la pelea y el otro campeón la evadió, y nunca ocurrió un intercambio violento de golpes que era lo esperado por estas dos estrellas del deporte físico. De la Hoya cayó ante un Mayweather por decisión dividida en un combate que debió cerrar con un espantoso empate.

Ambos se manosearon, prácticamente, uno buscando la pelea (De la Hoya) otro huyendo de ella (Mayweather) solo intercambiaron golpes en los últimos segundos del doceavo round para darle solo un poco de lo que esperaban a los aficionados.

Lo que pudo haber sido la pelea de la década, o del siglo, no fue más que una pequeña pelea entretenida que no tuvo más nada que entregar que la controversia de una decisión y doce rounds de gato y ratón.

Este evento principal, a pesar de que recorrió todos los doce rounds, nos recordó a los tiempos de la peleas de Mike Tyson en donde las peleas previas tenían más animosidad e intensidad que la encargada de cerrar el evento.

De la Hoya vs Mayweather, no pudó opacar peleas como las de Pacquiao vs Corrales (los tres capítulos), el encontronazo del mismo Mayweather vs Judah o del Goleen Boy De la Hoya vs Mayorga hace un año.

La pelea de la década nos deja un tanto desorientado y con deseos de más, fue una buena pelea, una pelea entretenida pero nada más, todo el mundo hubiera deseado los tres extra rounds que se daban en las peleas de antes, todos esperaban esos intercambios a lo Rocky Balboa, todo el mundo pide la revancha, esperemos que Mayweather no huya como cierto rival que tuvo De la Hoya hace un tiempo y que Mayweather vs De la Hoya II ocurra y no sea un paseo de "niñas".

….El mundo sigue esperando….

Atrás quedó abril

0 comentarios
Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo.
Oscar Wilde


Atrás quedó el abril revolucionario de hace 42 años con sus delirios de democracia, de izquierda, de justicia y de utopías olvidadas.

Atrás quedó ese abril de Caamaño y el grupo valiente de los olvidados.

Atrás quedó el abril de una condena necesaria por un crimen cometido hace 32 años en contra de mi tocayo.

Atrás quedó el abril de una nueva Semana Santa de defunciones y de su día de tragos legales sin temor al frío hierro de las esposas.

El libro comenzó su abril en grande, en Feria, adornando estantes de donde les cuesta mucho moverse. ¡Qué perezosos!

Atrás quedó el abril de Pavel en la Casa (al cuadrado) y de Marel en el Patio de la moneda, brindando lo mejor del rock criollo y oculto en espacios de duendes.

Atrás quedó abril con el despido de una compañera, de una sonrisa menos en el mundo, de la carismática forma de ver la vida, de nuestra querida Martha Sepúlveda.

Atrás quedó abril, con el día del periodista y el día de la secretaria, personal importante en los día a día en un país que intenta sobornar, maltratar y corromper a estos dos caminantes de esta precaria tierra.

Atrás quedó abril, con el adiós de mi tía querida, mi amiga, mi consejera, una mujer hermosa e increíble, doña Margarita Molina, a quién de corazón extraño mucho, mucho. Y atrás quedó él con los difíciles días de una familia increíble y ejemplar.

Atrás quedó el abril de reuniones necesarias entre amigos de infancia en una situación pesada y dolorosa ya mencionada anteriormente.

Atrás quedó abril con las batallas pegajosas de dos babosas moradas, que al igual que su camino tarda y tarda y tarda en terminar.

Atrás quedó el abril del comienzo de la corrida de Nadal 4 x 4 y el comienzo de la recta final en todo el fútbol.

Atrás quedó el abril de entrenamientos para la pelea del nuevo siglo.

Atrás quedó el abril de los Yuniol y del Juan Luis Guerra del cine.

Atrás quedó abril con un bonaerense de visita en Casa España en suelo dominicano, Siempre él, de bocanada, por ahí hiendo.

Atrás quedó el abril de los trabajadores y su batalla salarial, para recibir por sus esfuerzos una buena bofetada.

Atrás quedó el abril, de nuevo, de los chóferes y sus masas, de votos de hambre hasta que le diera hambre, de metros y seguridades nacionales, de necedades necesarias (esas típicas de un periodista), de esa neblina densa que cada día nos obstruye la vista.

Atrás quedó el abril de la salud…. ni siquiera tengo deseos de decir más.

Atrás quedó el abril del héroe/asesino/terrorista Posada Carriles, de los vetos presidenciales, de más muertes en Irak y de hechos que ya son fracasos pero no son aceptados.

Atrás quedó abril y cerró como mejor pudo, con el más necio de todos, en un encuentro popular, empañado por el toque burocrático pero que no evitó los gritos revolucionarios que le devolvió todo a un visiblemente molesto (al comienzo) Silvio.

Y aquí viene mayo, salúdenlo, marcará el final de la estupida babosería (ya antes mencionada) para dar comienzo a la más catastrófica de todas. ¡Sálvense quien pueda!

Érase que era

0 comentarios
“Lo terrible se aprende en seguida y lo hermoso nos cuesta la vida”
Silvio Rodríguez


Fue hace un año, el 29 de abril de 2006 que Silvio llegó a tierra dominicana “14 años después….” Y en su estadía prometió volver con un concierto popular. Un año y un día después Silvio cumple su palabra y se entrega en el Quisqueya.

Con miles de fanáticos y seguidores de la izquierda, de movimientos populares y demás Silvio entró al calor de un pueblo que con ansías lo espero y que no quedó defraudado.

La voz melancólica y un tanto nasal llegó hasta los más pequeños, niños de 7, 8 años vitoreaban las canciones más famosas de Silvio como si las vivieran (en sus cortas vidas) en carne propia.

El pueblo, que disfruto de imágenes, notas y líricas de una trova inmortal, devolvió lo más que pudo el aprecio que sentían por tan espectacular desborde de cultura, protesta y clamos por la sociedad que salían directo al corazón de la voz y la guitarra de Silvio.

El trio Trovaroco hizó lo suyo también, adueñándose de las marchas a detrás de cortinas de Silvio, para entregar una asfixiante mezcla de cuerdas que dejaron boquiabiertos y entre aplausos al público asistente.

Empero, no podía faltar el toque femenino, la flauta enamorada de Niurka González podía oírse en todo el estadio, que con su encanto único y su amor por el instrumento que tocaba, podía fabricar lágrimas en la parte inferior de los ojos de los asistentes.

Silvio cantó las trascendentales, unas de manera diferentes, otras de manera intacta, a un pueblo trabajador en una tierra “…. que no puede más, se muere de dolor”. Un necio que llegó menos necio que el año pasado, que vino para el pueblo, que prometió y cumplió, un Silvio de antaño, ese Rodríguez que la mayoría de nosotros no tuvimos la dicha de conocer, fue él quién se sentó frente a nosotros y dejó caer sobre nosotros todo el peso de sus notas y sus letras.

La noche en el Quisqueya se convirtió en un lugar de sentimientos encontrados (no de equipos rivales), de pensamientos profundos y de deseos de lucha; el de la guitarra, lente y gorra y una juventud añeja expresó su mensaje de todas las maneras posibles dejándonos con una sola pregunta ¿lo captamos?

….. A mi viejo que me abrió las puertas de ideales necios y de la buena música….

…… A Bebel y a Claudita…..

Cerati, palpable

0 comentarios
“Si un amor cae del cielo no pregunto más, en mis sueños nunca pierdo la oportunidad”
Gustavo Cerati
Tal vez no había un artista que se encontrara con la deuda que tenía Gustavo Cerati con el pueblo dominicano, o la deuda que el pueblo criollo le tenía al cantante argentino.
El argentino era un desconocido “solista” cuando vino la primera vez, las personas no conocían sus entregas como andante solitario y el público no fue tan apoyador, pero este fue todo lo contrario “siendo un poquito más” como se refiriera el cantante al público que asistió a un concierto que desde el inicio prometía estragos.

Desde la primera tonada, Cerati se encargo de hacerse del público y tenerlos a su merced con una vibrante guitarra en mano, excelentes luces (sencillas) y un habitual tambaleo de una típica estrella de rock.

Cerati fue algo más que un artista en escena, dándole a probar al público una “Bocanada” de todo lo que traía, sintiendo prácticamente que cantaba dentro del público, nos sostuvo todo el tiempo en las palmas de la mano en un recorrido de 22 grandes historias.

El argentino creció a medida que pasaban las canciones, cuando el público creía que había llegado a su tope, el artista respondía subiendo otro peldaño, entregándose de manera total a los clamores de un público que desde el primer saludo – “buenas noches” – los mantuvo a sus pies.

En un campo de fútbol (más que adecuado para este concierto) donde el menos y el más rockeaban las notas que desprendían de Cerati y su banda, los saltos, empujones y clamores de canciones no faltaban, solo se hacían inmensos cuando “Gustavo” respondía.

Empero, no faltaban las peticiones del pasado, la gente quería un chin de Soda para tomar, pero el argentino no necesitó tanto Stereo para cautivar una noche que desde la primera tonada había sido marcada como inolvidable.

Entonces cae el comienzo de la madrugada, el argentino se marcha, y para desgracia caemos en la realidad de que “Cerati llegó hasta aquí, no vive aquí”.