Publicidad

1 comentarios

Derecho del hombre

0 comentarios
Lo que les voy a comentar no está escrito en ninguna acta, no lo ha dicho nadie famoso, no es algo que este declarado en la Biblia o en la declaración de los derechos humanos. Lo que les comento es una especie de oda a un derecho del hombre por estar escrito en nuestra sangre, en nuestro sudor, en nuestro nombre; ese derecho es la televisión.

Si bien se dice que el perro es el mejor amigo del hombre (yo no estoy de acuerdo) la televisión debe ser la mejor amiga, es más, la confidente, ella junto a ese pequeño remoto que la hace vibrar tienen una relación incomparable con el hombre.

Al romperse un matrimonio, como lo ha dictado la historia, el hombre pierde derecho de todo, en la mayoría de los casos las mujeres se hacen de un monopolio con las pertenencias porque simplemente es así, hemos sido, somos y seremos sus esclavos siempre, pero la tele ¡coño no! Ese aparato es de nuestra pertenencia porque si.

Muy bien personifico esto Al Pacino en su rol del teniente Vincent Hanna en la película Heat (1995) al encontrar al hombre con que su mujer se estaba acostando viendo televisión.

“I'm angry. I'm very angry, Ralph. You know, you can ball my wife if she wants you to. You can lounge around here on her sofa, in her ex-husband's dead-tech, post-modernistic bullshit house if you want to. But you do not get to watch my fucking television set!” (“Estoy incomodo Ralph, estoy muy incomodo, te puedes acostar con mi esposa si ella quiere. Te puedes quedar todo el tiempo que quieras tirado en el sofá, en la estupida postmodernica casa de mierda, pero bajo ninguna circunstancias te quedarás viendo mi Tele”) Vincent Hanna.

Y es que el hombre prende la televisión para lo que sea, siempre tenemos algo que ver en la tele, no es como las amas de casa que ven una novela ahora y otra ahorita, siempre nosotros tenemos algo que ver: los videos musicales, los programas de televisión, los deportes, los resúmenes de los deportes, las noticias, la pornografía, la lucha libre, etc… y aunque no la veamos la necesitamos allí prendida.

Créanme no es algo machista ni nada por el estilo, ustedes se pueden quedar con todo lo que quieran excepto con la maldita televisión, nadie le da más uso a esa fiel amiga como los hombres.

Es que todo el que hacer diario del hombre de alguna u otra forma va con ver algo en la tele. Cuando se levanta prende la tele, cuando sale del baño prende la tele o cambia el canal, cuando llega del trabajo, al mueble y a prender la tele, antes de acostarse un poco de tele.

Hablamos me voy a ver televisión aquí la escena de la película Heat.
*Gracias a Pedro Sandoval

Captando: Una universidad desierta (La Católica)

0 comentarios






Sin título

2 comentarios
“No sé donde voy, no sé, solo se que aquí no puedo estar”
Kurt Cobain


No tengo palabras para más nadie, la lengua parece que me ha sido cortada y solo salen de mi boca incoherencias. Los días andan más que tediosos, el sueño me vence pero no me deja soñar, las personas que me cruzan me aburren y no ni donde puedo estar.

Pareciera que atravieso el desierto, porque solo él se asemeja a esta densa soledad; el deseo de dar marcha atrás me tiene en duda, si pudiéramos regresar seríamos capaces de evitar lo que sentimos a sapiencia de lo que nos pueda costar, yo creo que no, creo que caeríamos tarde o temprano en lo que nos doblega hacia está posición.

Extraño hablar cosas sin sentido que me brindan serenidad, ya hace una eternidad que me acompaña tu ausencia, aunque de repente miró el calendario y me doy cuenta que solo tengo marcado un par de días. ¿Está sensación de letargo será la misma de estar en prisión?

Perdonen mis incoherencias….

Captando: Los Amigos Invisibles

0 comentarios


"Tienes esa maña de mostrar tanto tu mal humor, y luego pasas hora y media sin decirme que pasó, deja que te lleve adonde no se llega tarde nunca y se baila el Ultra-Funk, y se baila el Ultra-Funk.
Vístete con ganas de bailar hasta que el sol se acabe porque esto no va a parar y así no podrás entrar ,hoy te voy a aniquilar, hoy no me podrás gritar porque soy el Ultra-Funk, porque soy el Ultra-Funk."

*Todavía se le agradece Pulsar

Captando

0 comentarios
Alegría en el paraíso.

La nostalgia de un lugar y la alegría de otro.



El sol danza entre palmas y canas antes de despedirse.

Falta de respeto

0 comentarios

El año pasado fue Jimmy Rollins (campocorto de los Phillies) que claro, con la clasificación de los Phillies y su premio a Jugador Más Valioso no tuvo que tragarse sus palabras, sin embaro, este año quien osa hacer declaraciones es Carlos Beltrán.

Beltrán al igual que Rollins el año pasado ha declarado que su equipo (los NY Mets) son el equipo a vencer de este año, un mensaje exclusivamente dirigido al campocorto de los Phillies de Philadelphia.

Como fanático de los Bravos claro que me molesta, porque ponerse hablar mamonadas descartando a otros equipos es una falta de respeto. No se les puede olvidar que los Bravos son 14 banderines de división consecutivos que alzaron y que los Mets solo ganaron uno hace dos años y en la jornada pasada dieron mucha pena al final de la carrera.

Y para no ser parcial hay que recordar que el único equipo en este siglo de esa división que lo ha ganado todo fueron los Florida Marlins y lo hicieron cuando nadie esperaba que lo hicieran así como este año son hembras como siempre lo han sido. Y que también son el único equipo en los últimos diez años de la división que han ganado una Serie Mundial dos veces (1997 - 2003), es más con todo y todo es la única franquicia que puede hablar (en la División Este).

Los Phillies y los Mets deben tener cuidado al exiliar los demás equipos, los Mets deben entender que con un solo pitcher no se gana todo, o es que creen que Johan Santana pichará los 162 juegos, o esperan que John Maine repita la temporada del año pasado, Pedro todavía es una variable así que, que vaina es.

Y alguien que por favor me diga donde diablo está el pitcheo de los Phillies, el uno-dos de los Bravos es mucho mejor que el de ambos equipos, Smoltz se mantiene bien, el bulldog Hudson genial, Chuck James es un joven prometedor (a pesar de los resultados de la anterior campaña) y con la posible integración de la lesión andante de Mike Hampton que cuando estuvo saludable fue un pitcher sólido (13-9 con 4.28 de efectividad en 29 salidas y 172 entradas lanzadas). Ha esto le agregas uno del ramillete de prospecto lanzadores que siempre han tenido los Bravos y no se puede perder.

Y si de ofensiva hablamos, claro los Mets y los Phillies tienen sus jugadores. Los Mets andan con Super Reyes, Wright y el mismo Beltrán. Los Phillies con Rollins, Utley y Howard. Empero, parece que los Bravos no tienen nada verdad, el super talento de Escobar, Francouer, Chipper, Brian McCann y la agregación del veterano Mark Kotsay que es un bateador nato parece que no influye en nada verdad.

Entonces mi mensaje es el siguiente, perdí hace dos años, la pasada quede a cuatro juegos veremos si los dos super equipos esos pueden mantenerse a flote en esta temporada, los Mets demostraron no tener ningún dominio con su “equipazo” los Phillies demostraron en la postemporada que fueron no más que un relleno en la postemporada así ¿que?

Cuidado, los Bravos andan incómodos, les han faltado el respeto y queremos demostrar que el corazón del equipo de los 14 banderines anda por ahí y que la suerte de las tétricas postemporadas esta por cambiar.

Cine es... Un poquito de amor

1 comentarios

Away from her (2007)

Dir. Sarah Polley
Gordon Pinsent
Julie Christie

Como agua para chocolate (1992) (México)

Dir. Alfonso Arau
Marco Leonardi
Lumi Cavazos

The Notebook (2004)

Dir. Nick Cassavettes
Ryan Gosling
Rachel McAdams

Before Sunrise (1995)

Dir. Richard Linklater
Ethan Hawke
Julie Delpy

Serendipity (2001)

Dir. Peter Chelson
John Cussack
Kate Beckinsale

Belle Epoque (1992 (España)

Dir. Fernando Trueba
Penelope Cruz
Jorge Sanz

Chocolat (2000)

Dir. Lasse Hallstrom
Juliette Binoche
Johnny Depp

A lot like love (2005)

Dir. Nigel Cole
Amanda Peet
Ashton Kutcher

The Graduate (1967)

Dir. Mike Nichols
Anne Bancofft
Dustin Hoffman

Amantes del circulo polar (1998) (España)

Dir. Julio Medem
Víctor Hugo Oliveira
Kristel Diaz

Marcha atrás, hacia la nostalgia y la melancolía

0 comentarios
Saludos viejo amigo, es mi no tan cordial bienvenida a un trecho que odio caminar pero que se ha convertido en una vía aparentemente eterna en mi corta existencia.

Los recuerdos de amores perdido y no conseguido son refrescados ante una presente derrota, el intento fallido de un nuevo amor y la posible perdida de mi más significativa amistad.

Cruzo cabizbajo, de que otra forma, el trayecto (mi mano derecha) de mis dos amigas inseparables, la nostalgia y la melancolía, que por más que trato no logró olvidar.

Atrás dejo los recuerdos de un 14 de febrero funesto del cual solo queda bueno las frías que cayeron junto a mi padre, pero que la ansiedad y el deseo intenso de esa compañía no me dejaron disfrutar a cabalidad.

Me quedó el sabor de creer estar cerca estando tan lejos y mientras las lágrimas de cocodrilos hacen su presencia me sumerjo en el día a día de mi adicción al trabajo y trato, sin poder o querer, de olvidar.

Entonces digo adiós como siempre uno trata de hacerlo pero la verdad es que uno no encuentra un lugar que no le recuerde lo desdichado que uno ha sido en esta rama tan importante en la vida.

Y así quedó, de nuevo varado en el camino, en espera de que el bus de regreso aparezca y así no logré llegar al destino que me lleva este compañero trecho, porque la verdad es que ando cansado agarrando en mis manos este ridículo corazón descuartizado.

La noche que perdí a mi viejo

3 comentarios
La noche que perdí a mi viejo es una noche que no quisiera recordar, pero estará latente en el baúl de los recuerdos que uno que otro día nos honrará con su presencia.

La noche que perdí a mi viejo pasaban de las 7:00 p.m., estaba tirando unas cervezas con un compañero de estudios y no le hacía casos a las tempranas denuncias de mi madre en cuanto a la desaparición de mi viejo.

Ya llegada las 9:00 p.m. la cultura de mi viejo de tomar los celulares y llamar para reportarse y pedir reporte nos preocupaba, porque en esta particular noche, el barbudo había olvidado hacer cualquiera de las dos.

La noche que perdí a mi viejo llegue a una casa sombría a las 9:30 p.m., a emplear un radio de búsqueda, de esos mismos que hacen en las películas, a tranquilizar a la doña sin necesidad de bofetadas, solo con ordenes bien explicadas.

Casi llegaba la barrera de las 10:00 p.m. cuando salí hacia su último paradero, la casa de uno de sus compañeros de antaños, “por aquél lado” allá en la Zona Oriental, un lugar en donde mi sistema de navegación pierde la señal.

Rozando las 11:00 p.m. en su último paradero investigo todo “C.S.I.” la hora y las condiciones en que salió mi progenitor. Sin mucho avance me decido a pasar por las “guaridas de los uniformados”, armado solo de la descripción de su vehículo y de su tosco físico.

La noche que perdí a mi viejo ya me lo imaginaba en una motoneta camino al interior, harto de las “mismas vainas” de la capital parecía que había decidido irse a sentir la brisa por ahí por la carretera Duarte hasta donde pudiera el caballo de hierro y dos ruedas.

La noche que perdí a mi viejo se robaron una Prado blanca y un automóvil rojo se comió una patana.

El robo de la Prado blanca me tenía “chivo” como yo andaba ya de pensar lo peor me parecía que el ingenio oficial era capaz de confundir una Prado Blanca con una Suzuki Blanca.

Sin más guaridas que visitar, solo me quedaba pensarlo como víctima y me hice de coraje para visitar el infierno del Darío con la esperanza de no encontrar nada allí.

Casi las 12:00 p.m. me abrieron las puertas del infierno, el valor casi lo pierdo cuando me notifican que han recibido tres personas con las descripciones que presente. Ninguno de los barbudos termino siendo mi viejo aunque uno si me mantuvo cautivo en su dolor con su minúsculo aunque hipnotizador parecido al ya fugitivo de hace cinco horas.

Imponente sin ya más respuestas o técnicas de búsqueda se emprendía el camino cabizbajo de vuelta a casa.

La noche que perdí a mi viejo me lo imagine que visitaba a mi tocayo (Orlando Martinez) y al “Che” para hablar del “súper país” que es Dominicana ahora y de la eterna vida de Fidel.

Lo imagine montado en su nueva motoneta surcando los mares para visitar a su hijo en España o amigos en el exterior.

La noche que perdí a mi viejo estaba a un paso de homicidios cuando apareció la llamada que dio señal de su paradero, la única persona que se me pasó llamar era su compañero de andanza de este domingo en la noche y me ondeó por la mente una frase muy famosa “no estaba muerto estaba de parranda”.

La noche que perdí a mi viejo llegue a una casa que pasó de estar sombría a estar repleta de gente, y no había fiesta o celebración, solo había la curiosidad de verle la cara al barbudo y escuchar su respuesta Una respuesta que no fue ni muy chistosa ni muy dramática.

El “aquí no ha pasado nada” más prendió que un bombillo, me pareció lo suficiente para que mi madre lo enviara a los tiempos del comunismo, de pantalones campanas y de doce años, pero no fue así, nos bastó con reírnos, reprocharle su falta y luego analizarlo en la almohada con las pocas horas de cama que quedaban.

La noche que perdí a mi viejo me trajo una epifanía mientras escuchaba “Low Man´s Lyric” de Metallica, de que pasaría la noche que mi viejo decida perderse de verdad.

Espero que no se le ocurra perderse en mucho tiempo….

¿Qué hacer?

3 comentarios
¿Qué hacer cuando el supuesto humo relajador del cigarrillo no cumple su prometido? ¿Cuándo el aire del presente te molesta y como si no fuera suficiente te golpea? ¿Cuándo las cosas que posan una sonrisa en tu cara no tiene efecto? ¿Cuándo la ley de Murphy está exageradamente presente?

¿Y luego que haces, cuando al hacer una llamada te encuentras solamente con su dulce voz, pero grabada?