Yo lo tengo más grande

Antes de por fin ser confirmada la candidatura, que ya sabíamos iba a ocurrir, de nuestro presidente Leonel Fernández en las preliminares del PLD junto a José Tomás Peréz y Danilo Medina, la persona y este último se vieron envueltos en batallas para que ver “quien lo tenía más grande”.

Las batallas políticas han tomado un paso más hacía lo ridículo, las vallas gigantescas que muestran rostros o mensajes falsos (porque si lo analizan, poéticamente y con ayuda de Photoshop son ficticios), han llenado la capital, las calles, avenidas y carreteras, y todo el sector nacional.

Los seguidores del presidente batallan las inmensas vallas de Danilo Medina con mensajes en pro de Fernández, porque cuando esto comenzó Leonel, según él, no había dicho si iba o no a candidatearse, claro que ya tenemos la respuesta pública (algo que ya sabíamos) de su proyecto reeleccionista.

Sin embargo, el PLD no fue el único culpable de castigar con inmensos “hermosos” autorretratos propagandistas las sanas mentes del pueblo dominicano, el PRD ha hecho lo suyo también.

Miguel “Marbella” Maldonado apabulló de forma humillante a Milagros “dame un chin de vino” Ortiz Bosch y se llevó el premio del partido de llenar con más mierda al país, lo que cagaba Ortiz Bosch pasaba desapercibido. Perdonen mi francés.

Empero, si creen que la batalla de tenerlo más grande es solo cosa de políticos, entonces los invito a que se detengan en la 27 de febrero con av. Lincoln y duren un rato mirando a Unicentro Plaza y luego al dealer de vehículos Frank Guerrero Motors, luego me visitan que con gusto les regalo unos lentes.

Ambos locales tienen inmensas pantallas digitales tan cerca de la avenida que molesta bastante los ojos de quienes le quedan de frente (incluso con los ojos cerrados molesta, cuando es de noche claro). Frank Guerrero Motors tiene una pantalla de tres caras desde hace varios meses y al parecer Unicentro Plaza no se quiso quedar atrás pues la pantalla de ellos es de solo una cara pero supera el doble de su tamaño.

Llámenme ingenuo o lo que quieran, pero no sería más factible competir por quien da el mejor servicio o ofrece el mejor gobierno. En lo que resuelven ese dilema nos ciegan con imágenes que realmente no queremos ver, en vez de Danilo pongan a una muchachona o un muchachón (para las mujeres, para que no se quejen), que es el mercadeo de este tiempo, y le ponen Danilo, Marbella o “excúseme de nuevo” presidente porque ya sabemos quienes son ustedes.

Entiendan por fin que su imagen no vende; son feos y además parecen unos delincuentes (me reservo a los puntos suspensivos en este paréntesis…..).

0 comentarios :: Yo lo tengo más grande