El derecho a quejarse

En la historia de la vida, una de las frases que más se utilizan como forma de tal vez consolar o hacer sentir mejor a una persona es diciéndole: “da gracias que no estas en tal situación, o que no estas pasando por esto”, “que los niños que se están muriendo de hambre” “que esto que lo otro”.

No quisiera parecer frío, o inmune a lo que pase a mi alrededor, pero en pocas palabras me quieren contener o contener a todas las personas cuando hacen alguna rabieta o están incómodos por algo que le ha pasado con el “hay personas que están peores que tú”.

Es buena y válida la afirmación, yo soy agraciado comparado con muchas personas en el mundo, eso no los podemos negar, pero que yo pierda el derecho a quejarme por esa afirmación por esos hechos no creo que sea justa.

Que en la factura me frieguen, que el sueldo sea maldito, que cada día me encuentre con obstáculos inverosímiles no pueda yo echar maldiciones al cielo porque puedo comer día a día y otras personas no, o algo por el estilo. Los problemas los tienen todo el mundo, entonces el mío no tiene importancia.

Esto pudiera tener una categoría de yoísta, pónganlo como quieran, pero si un día no quiero hablar con alguien, que los coños andan de sobra, no crean que van lograr la tranquilidad de alguien con estas afirmaciones, al contrario la empeoran, con estas afirmaciones una persona puede llegar a sentirse culpable por situaciones de las cuales no tiene control y empeorar su estado.

Así que no me vengan a quitar mi derecho de cabronearme porque fulano mantiene 500 hijos y yo ninguno y por esto no me puedo quejar porque estoy mejor que él, es un derecho que tengo, es un desahogo, si a eso fuéramos, todo el mundo tiene una persona que está peor que él, o alguien conoce la persona que peor se encuentra en el mundo, para hacerle un reconocimiento que lo avala como el único que por ley se puede quejar en este mundo.

Como fiel apoyador de las denominadas “malaspalabras” porque hacen exclamación donde se necesita me asisto de tal vez la más utilizada o la que se pelea el primer lugar.

¡COÑO!

3 comentarios :: El derecho a quejarse

  1. ¡Coño, tenemos derecho! Pero a base de una crítica con peso, nos podemos quejar. Se necesita una razón contundente para ello.

  2. Esas respuestas te dan tranquilidad en un momento, pero hay otros que dices, pero Coño toy jarto de xxx cosa.
    Hay que desahogarse. No te reprimas (claro no hagas de esto una costumbre diaria!)

  3. COÑO EXPRESATE SI MATTIAS PUEDE TU TAMBIEN,COÑO!!!