Los mitos y la rivalidad en las Grandes Ligas

Lo sucedido en estas dos semanas ha sido sacado de una película cómica y en sus ocasiones ridículas. El entierro de una camiseta de David Ortiz (que parece estar afectándole a él y a nadie más) en el nuevo complejo del Yankee Stadium versión 2009 ha escrito un nuevo capitulo en la histórica rivalidad de los Yankees y los Red Sox.

En el día de hoy nos enteramos que David Ortiz es ahora el peor bateador de la joven campaña, a penas batea para .104, y que Hank Steinbrener y el empleado que enterró la camiseta de Boston en las construcciones del nuevo estadio en New York andan de chismes de primaria, hay que analizar bien a fondo los límites de está rivalidad.

Empero, como para mí los dos equipos no me gustan, me limito a darle un consejo al que enterró la camiseta: “Si en realidad querías hacerle daño a los Yankees, porque enterrar realmente la camiseta, porque no mejor decir que la enterraste y no enterrar nada, te apuesto que el estadio lo hubieran demolido completamente solo para encontrarla”.

Digo esto porque solo nos muestran la parte donde encontraron la camiseta, pero quién sabe que tanto desbarataron para buscarla, los miles de dolares que costó encontrar una camiseta de 60 a 80 dólares.

El mejor comentario lo hizo John Kruk (pelotero de Grandes Ligas desde 1986 a 1995, perteneciente a la temible banda de los sucios de los Phillies de Philadelphia entre 1989 a 1994): “La culpa de todo esto la tienen los Yankees, claro que sí, es que como contratas a un fanático de los Red Sox para construir tu nuevo estadio”.

Definitivamente, en la pelota, hasta que no cae el out 27, nada se sabe.

1 comentarios :: Los mitos y la rivalidad en las Grandes Ligas

  1. jajaj todavia los peloteros creen en reguardo y mal de ojo, y supersticiones ajaj talvez queria amarrarlo jajaja