Una conversación entre genios

En un lugar repleto de personas, un lugar que pareciera un mundo aparte con todos sus habitantes aglomerados mirando fijamente a un solo punto, dos personajes se encontraron y salieron de la rutina de observar un punto para hablar de varios.

- Hey ¿Qué hay papá, que se mueve?
- Nada, aquí tranquilo viendo a estos tigueres en sus vainas ¿qué de ti?
- No tu sabe aquí representando, chequeando bien a ver a quien le doy lo cuarto.
- Verdaderamente, explícame esa vaina, y to´eso cuarto tan en necesidad están.
- Si ombe, es para ver si se inspiran, tu sabe, como no le damos mucho calor a esa vaina, tu sabe que lo de nosotros es el figureo, le damos ese incentivo, lo que me preocupa es que después terminan matando a alguien para llevárselo. Pero ¿y tu? A mi no me cuestione con lo cuarto, cuando es que tu va a saca esa gente de allá.
- En par de año, déjalo que cojan sol, además seguro el que viene ahora le da con sácalo, tu sabe hay que dejarle el lío al otro.
- Bueno yo espero que el uno de allá me deje, porque seguimos tu sabe esa vaina verdad.
- Coño si, ustedes tienen suerte, y la vaina es que seguro se tiran par de período más, yo supuestamente ya después de este no puedo, pero nada para adelante.
- Mira vamos a tiranos una foto ahora, que ahorita andamos borracho y cuereando los dos y se nos olvida, tu sabe que el figureo no se puede dejar.
- Si coño, tenemos que hablar de par de estrategia tu sabe, voy a ver si pasó por allá hoy, ¿tu no trajiste una mamajuana?
- No ombe, salí huyendo para acá antes de que se me pegaran muchos lambones.
- Po´na tiguere foto y vamos a seguir viendo dique esta vaina, que supuestamente hay uno del lao mío que va arroyar.
- Yo espero que a lo mío ni se les ocurra dar una sorpresa para yo no tener que da eso cuarto, tu viste que ni la pelota ni el básquetbol trajimo.
- Tú si eres fuerte, pero es verdad, ahora préstame par de esos que después lo reponemos que hay que hacer un negocio allí.
- Nitido, no hay problema.

"Digan ¡CHIS!. TMM."

0 comentarios :: Una conversación entre genios