La mujer perfecta...


Para cuando pude emitir un sonido ya ibas bastante lejos y al final, fue otro hombre quién te hizo compañia.

Definiendo una mirada [por Fernando Peralta]

Necesito que pase,
que voltees y me mires
de frente
que me regales un poco
de tu cara y tus ojos
de tu rostro desconocido
porque verte las nalgas
no es una mirada.

Busco que
acabes con
el vacío que existe
entre mis ojos y tu
espalda
porque imaginar
que hay debajo
de tu falda mientras
veo como caminas
no es una mirada.

Busco el momento
en que tu rostro se sincronice
con el mío
y todas nuestras mentiras
se disfracen de verdades,
porque sentirse observado
implica que lo nuestro
fue una intensa mirada.

Y si te sientes desnuda, es que fue una mirada.
Si te sientes incómoda,
si sientes que cumplí mi cometido y sientes que te han faltado el respeto, fue una mirada.

0 comentarios :: La mujer perfecta...