Cine es... Navidad

2 comentarios
La navidad en el cine es casi tan antigua como el mismo arte. Las películas han utilizado esta época como fondo desde sus inicios y casi de inmediato, anualmente, lanzan un número de entregas con mensajes navideños que para esta época no pueden faltar.

Aquí algunas entregas muy buenas con el tema navideño.

A Christmas Carol (1984)
Dir. Clive Donnen
George C. Scott
Frank Finlay… ver más

The Grinch (2000)
Dir. Ron Howard
Jim Carrey
Taylor Momsen… ver más

The Polar Express (2004)
Dir. Robert Zemeckis
Tom Hanks
Leslie Hartes… ver más

Home Alone (1990)
Dir. Chris Columbus
Macauly Culkin
Joe Pesci
Daniel Stern… ver más

Joyeux Noël (2005)
Dir. Christian Carion
Diane Kruger
Natalie Dessay
Benno Fürman… ver más

The nightmare before Christmas (1993)
Dir. Tim Burton
Danny Elfman
Chris Sarandon
Catherine O´hara… ver más

It’s a wonderfull life (1946)
Dir. Frank Capra
James Stewart
Donna Reed… ver más

Pieces of April (2003)
Dir. Peter Hedges
Katie Holmes
Derek Luke
Oliver Platt... ver más

Love Actually (2003)

Dir. Richard Curtis
Bill Nighty
Liam Neeson
Emma Thomson… ver más

Die Hard (1988)
Dir. John Metierman
Bruce Willis
Reginald Veljohnson
Bonnie Bedelia... ver más

Mensajes navideños

5 comentarios
Una de las tantas cosas hermosas que tiene esta época del año son aquellos mensajes que te llegan, ya sea cara a cara, en cartas o vía correo electrónicos en donde te desean lo mejor y te brindan mucho amor.

La calidez de esas palabras lo llenan a uno de alegría y paz y más cuando son amigos o familiares que se encuentran muy lejos que solo cuentan con esta vía para expresar sus sentimientos.

Vale decir también que como andan las cosas, ya poco a poco uno debe conformarse con esto, no podemos esperar recibir regalos todo el tiempo, la cosa no esta para eso, y estos mensajitos superan cualquier regalo físico, porque las palabras tienen una fuerza única y más cuando están cargadas de sentimientos o acompañados de una imagen cómica como la que adorna este post.

Pero me parece que todo esto se olvida cuando el contenido del “mensaje navideño” dicta de la siguiente manera:

“Estas líneas tienen el propósito de expresarle sinceros deseos de salud, paz y prosperidad en el 2008 y siempre junto a los suyos. Sin embargo, debo llamar la atención sobre reiteradas violaciones a la hora de ingresos a labores, así como ausencias injustificadas en que incurren no pocos de nuestros empleados y funcionarios. Es obvio que las personas aludidas entenderán que el suscrito no permitirá que esa situación anómala perdure más allá de tiempo en que se puedan leer estas líneas. Por esta misma vía estoy participando de la situación a la Directora General de Recursos Humanos, para los fines que- ojala no sea necesario- tengan que asumirse. El ********** es una institución que ha obtenido sus reconocidos éxitos sobre la base del trabajo entusiasta y la disciplina conciente. Aprovecho la oportunidad para reiterarles deseos de unas felices fiestas y venturoso año nuevo.”

Este fue el mensaje navideño que yo y mis compañeros de trabajo recibimos de nuestro adorado jefe un 24 de diciembre del presente año.

Vandalismo con nostalgia y espíritu navideño

3 comentarios
¿Qué haces cuando te es prohibido entrar a un sitio en donde años atrás odiabas tener que ir todo los días? Fácil, entras a la fuerza. Esta es la historia de un 25 de diciembre del 2007 en el Instituto Yody.

Orquestado por tres antiguos estudiantes de diferentes promociones, el viaje nostálgico por las ruinas de lo que fuera nuestro antiguo centro educativo comenzó como respuesta a “buscar algo que hacer” en lo que en la historia es un día de resacas o de bebidas continuas.

Minimizado a ruinas el Yody parece mucho más pequeño que lo que era cuando lo frecuentamos, las vivencias en al área de básica de nivel medio, en el salón de informatica y en el recreo se hacian presente mientras caminabamos por los escombros de lo que fue alguna vez nuetro segundo hogar.

Lo sorprendente fue encontrar trabajos de antaños tirados en el suelo de lo que era antes la biblioteca, que parece haber reducido su tamaño, donde aparecían trabajos de mis compañeros y de otros estudiantes de cuando cursábamos básica y principios de media.
A mi me sorprendió mucho ver que a pesar de tantos escombros un mural en el área de pintura en perfectas condiciones que dicta “En cada niño vive el alma de un artista”, una imagen de cinco niños pintando que tiene allí una eternidad.

Y en realidad podemos decir lo que queramos, de no querer saber más de nuestro colegio, de que esto que lo otro, pero remembrando en lo sencilla que era la vida por esos tiempos y lo bueno de todas “las primeras cosas” – yo me di mi primer beso en esa esquina (confesó uno de los vandalos) es imposible no sentir nostalgia a pasar cerca o estar dentro de tu antiguo centro de educación y en especial cuando se encuentra en las condiciones de un Yody que a principio de este año anunció que cerraba sus puertas por razones aún desconocidas.

Yo soy uno que daría todo por estar jugando “Yun”, por estar haciendole la vida imposible a Geralda y a los profesores de idiomas, por visitar interdiario la dirección y por oír las cursis letras de “Compañeros y amigos de la escuela….”

Hasta aquí me quedo con estas imágenes que dan grima de un centro donde hubo tanta vida.

Captando

0 comentarios
Apuntando al paraíso

!Saludos cordiales!

Orlando sin fin

1 comentarios

Por fin, Orlando sin fin,
Por tu voz tan poderosa
Quedo la junta hermosa
Cuando condeno a Joaquin,
El despiadado arlequín
Que intento callar tu voz
Y por un mando feroz
Cumplió su cometido,
Más no te han reprimido
Querido Orlando sin fin.

Kelvyn herrera

Lo que quiero

3 comentarios
Quiero bombillitos que vuelvan a adornar la penumbra de mi casa en las navidades.

Quiero coquitos, dulcitos, vinos malos (buenos), ponches, romo, en pocas palabras alcohol y chucherias.

Quiero, tirando al cliché, la familia junta el 24 o el 31 como ocurría antes de la pubertad.

Quiero que mi decisión fuera entre ir a Cuesta centro del juguete a pisar la pantalla que estaba en el suelo o ir a La Novia de Villa a ver la gran variedad de G I Joes.

Quiero felaciones candentes y polvos en baños públicos.

Quiero andar de caminata tarde (temprano) de la madrugada sin pensar en el mañana.

Quiero sexo en la oficina con alguna de mis compañeras sin pensar en las cámaras o en lo que dirán los demás.

Quiero mis amigos de antes y las fiestas hasta el mediodía del cole.

Quiero no sentir preocupación por le futuro inmediato.

Quiero la vida de mis padres como ellos la quisieran y no con el duro golpe de la realidad.

Quiero ver ciertas personas vivas.

Quiero……

Quiero bailar pegadito un set entero de Ramón Orlando.

Quiero pegar mi frente a la tuya, rozar las narices y abstenernos de un beso hasta el momento indicado.

Quiero el charamico en mi cuarto.

Quiero un cariño nuevo.

Quiero felicitar a mi hermano en persona el día de nuestro cumple aunque no siempre nos soportemos.

Quiero dejar de pasar un invierno, que parece eterno, en mi cama.

Quiero, en realidad muchas cosas, pero me conformó con el poco tiempo, intercalado, en que consigo la felicidad.

En blanco (2)

2 comentarios
A todos nos llega ese momento, ese momento en donde las letras no se juntan, donde nada tiene sentido escribirlo, donde las página en blanco te acosan como serpientes venenosas. Mi preocupación es que me está pasando muy a menudo.

Las pendejadas llegan a la cabeza y andan flotando en el ambiente pero se me hace difícil manejarlas de formas jocosa y escrita para llenar una o dos páginas y resumirlas para que Chelu no me pelee.

Los deportes no me están brindando las ideas que normalmente me dan, a pesar de la buena pelea de Ricky Hatton contra Floyd Mayweather, no he podido hacer un análisis deportivo en mucho tiempo.

Los hechos me cansan, los escapes se escaparon, a estas alturas no consigo expresar el placer de leer algo interesante y los rostros no son los que quiero ver, necesito de esos rostros maravillados que en los últimos días han brillado por su ausencia.

La música está como repetitiva y tengo un par de meses que no me saludo con la sala de cine.

Cine es ha probado ser un proyecto difícil, cuando quiero recapacitar sobre películas, ellas me traicionan y zarpan de mi cabeza, tendre que hablar con Manuel para poder amarrarlas cuando pienso en ellas. Así como el hace con su música.

Y no crean que el fuego en la piel no se siente, las anécdotas del pasado y las que me imagino cuando me cruza una beldad de verdad andan por ahí pero no terminan de detenerse lo suficiente para que pueda llenar el gran demonio blando (la hoja en blanco).

Mi microscopio anda polvoriento tengo un tiempito que no lo utilizo en mi mismo ni en lo que me rodea, espero que el polvo no le afecte ninguna de las piezas esenciales porque ya está de uso y de una buena limpieza.

Por lo pronto los dejo con este grito de ayuda, si se podría decir así, y trataré de buscar inspiración en sus rincones que no las encuentro.

Nota: parece que el microscopio funciona después de todo, lo he utilizado para este post.

El derecho a quejarse

3 comentarios
En la historia de la vida, una de las frases que más se utilizan como forma de tal vez consolar o hacer sentir mejor a una persona es diciéndole: “da gracias que no estas en tal situación, o que no estas pasando por esto”, “que los niños que se están muriendo de hambre” “que esto que lo otro”.

No quisiera parecer frío, o inmune a lo que pase a mi alrededor, pero en pocas palabras me quieren contener o contener a todas las personas cuando hacen alguna rabieta o están incómodos por algo que le ha pasado con el “hay personas que están peores que tú”.

Es buena y válida la afirmación, yo soy agraciado comparado con muchas personas en el mundo, eso no los podemos negar, pero que yo pierda el derecho a quejarme por esa afirmación por esos hechos no creo que sea justa.

Que en la factura me frieguen, que el sueldo sea maldito, que cada día me encuentre con obstáculos inverosímiles no pueda yo echar maldiciones al cielo porque puedo comer día a día y otras personas no, o algo por el estilo. Los problemas los tienen todo el mundo, entonces el mío no tiene importancia.

Esto pudiera tener una categoría de yoísta, pónganlo como quieran, pero si un día no quiero hablar con alguien, que los coños andan de sobra, no crean que van lograr la tranquilidad de alguien con estas afirmaciones, al contrario la empeoran, con estas afirmaciones una persona puede llegar a sentirse culpable por situaciones de las cuales no tiene control y empeorar su estado.

Así que no me vengan a quitar mi derecho de cabronearme porque fulano mantiene 500 hijos y yo ninguno y por esto no me puedo quejar porque estoy mejor que él, es un derecho que tengo, es un desahogo, si a eso fuéramos, todo el mundo tiene una persona que está peor que él, o alguien conoce la persona que peor se encuentra en el mundo, para hacerle un reconocimiento que lo avala como el único que por ley se puede quejar en este mundo.

Como fiel apoyador de las denominadas “malaspalabras” porque hacen exclamación donde se necesita me asisto de tal vez la más utilizada o la que se pelea el primer lugar.

¡COÑO!

La navidad de mi vecina

3 comentarios
El destello de las pequeñas luces de su balcón iluminan las penumbras del mio. Su ánimo de cocinadera y pasteleria despierta mi apetito y me dan ganas de volar a ese hermoso mundo que le llaman la navidad.

Donde se ha ido la festividad de mi casa, me la podrían devolver. ¿Funcionarán esos bombillitos que tienen más de tres años sin uso? ¿Parpadearán? ¿Tendrá mi alegre vecina algunos que me preste?

Quisiera volver a soñar de la misma forma que lo hacia cuando más pequeño, cuando me entretenía con las luces de los arbolitos y con las que decoraban la marquesina, quisiera contar el palpadeo de las azules, de las rojas y de las amarrillas, cuantas bolas han puesto en el árbol y cuantas más harán falta.

Ando en ardua búsqueda de mi animo navideño, tal vez mi cumpleaños me lo pueda brindar, o a lo mejor no, si alguien encuentra el cajoncito que guarde hace un tiempo donde se encuentra mi arbolitos, las luces blancas y las de colores, los mitos y las cebollitas, favor llamarme que estoy preocupado.

Mientras tanto miro los Santa Claus, el arbolito y las luces de la casa de al lado, y sigo imaginando la hermosa navidad de mi vecina.

El tic tac

5 comentarios

Soy yo... o el reloj suena más duro en las madrugadas.

Cine es...

3 comentarios
Con el permiso concedido por mi amigo Manuel

Trilogía para estar apretaditos

Love Actually (2003)
Dir. Richard Curtis
Bill Night
Liam Neeson
Emma Thompson... ver más

Before Sunrise (1995)
Dir. Richard Linklater
Julie Delpy
Ethan Hawke... ver más

One Fine Day (1996)
Dir. Michael Hoffman
Michelle Pfeifer
George Clooney... ver más

Trilogía terapeutica de relaciones

Eternal Sunshine of the Spotless Mind (2004)
Dir. Michel Gondry
Jim Carrey
Kate Winslet... ver más

Closer (2005)
Dir. Mike Nichols
Natalie Portman
Jude Law... ver más

Lifting del corazón (2005) (España)
Dir. Eliseo Subiela
Pep Munné
Marianna Anghileri... ver más

Trilogía vengativa

Oldboy (2003) (Korea)
Dir. Chan-Wook Park
Min-Sik Choi
Li-Tae Yu... ver más

Mystic River (2003)
Dir. Clint Eastwood
Sean Penn
Kevin Bacon... ver más

Brick (2005)
Dir. Rian Johnson
Joseph Gordon Levitt
Nora Zchetner... ver más

Trilogía analítica

Ora di religione (2002) (Italia)
Dir. Marco Bellochio
Sergio Castelillo
Jacqueline Lustig... ver más

9´11´01 (2002)
Dir. Varios...ver más y más

Caché (2005) (Francia)
Dir. Michael Hanecke
Daniel Auteuil
Juliette Binoche... ver más

Trilogía antidictatorial (idea original de Mario Nuñez)

El año en que mis padres se fueron de vacaciones (2006) (Brasil)
Dir. Cao Hamburguer
Michel Joelsas
Daniela Piepszyk... ver más

Machuca (2004) (Chile)
Dir. Andrés Wood
Matias Quer
Ariel Mateluna
Manuel Mortelli... ver más

Kamchatka (2002) (Argentina)
Dir. Marcelo Pineyra
Ricardo Darín
Cecília Roth... ver más

El afiche que adorna este post es de la película "Eternal Sunshine of the Spotless Mind". Esta es una nueva sección inspirada en la utilizada por Manuel en su blog denominada "música es...".

Cualquier consejo sobre como mejorar este post sobre peliculas me lo avisan, luego vendré con críticas y recomendaciones de las diferentes entregas que han pasado ante mis ojos.

Sin título

2 comentarios
De nada me sirve expresar sino puedo pensar.

Rastros del naufragio

1 comentarios
El panorama no es muy lindo, pero nosotros podemos ayudar, ropa, calzados pero en especial comida, enlatadas, comidas para estas personas que han visto extinguidas sus moradas y su estilo de vida, nuestra ayuda es importante y puede reparar los corazones rotos regados por toda la República Dominicana en una vista semejante o peor que Katrina.

Me uno a los compañeros Joan, Mattias y José Peguero que buscan dentro de lo posible brindar una ayuda como siempre lo ha sabido hacer la sociedad bloguera.

Todo lo que puedan donar es aceptable.

Particulares a la lluvia

4 comentarios
-¿Cuéntame ya estas allá?
-Anja ¿y tu vienes?
-Esta lloviendo
-No importa esto esta chulisimo
-Te llamo cuando llegue
-Cool

La fiesta encendida, los tragos en su buena al igual que el aguacero de afuera, ella llama que se encuentra en medio del diluvio y distingo el sonido del radio del taxi en el que se encuentra.

Salgo, a protegerla de alguna posible caída, porque sin sombrilla no la puedo proteger de mojarse, a ella no le importa, entramos nos escondimos entre el grupo, cherchamos todos, aprovecho y paso por el bar para buscar los dos tragos.

Caen los primeros sorbos de alcohol, nos lanzamos a la pista con un merenguito apretado, siento su pecho, el amigo amenaza con hacer presencia pero lo controlo, piruetas van y piruetas vienes, tres canciones corridas y luego a la mesa a seguir con los tragos.

Coqueteo, momentos Kodak, fotos del coro, típica noche de bar, la sacan a bailar me quedo hablando con los restantes del grupo, la busco para observarla, ella desde allá me sonríe y me mira fijo hasta que una vuelta hace que su mirada se pierda en la persona con quién baila.

La noche pasa y se acerca la hora de marchar, el exceso de tragos nos tiene en un coqueteo más fuerte y personal, salimos en espera de un taxi, la lluvia estalla sobre el pavimento, no podemos evitar que se nos empapen los ruedos del pantalón.

El taxi llega y en el diluvio llegamos empapados al vehículo, nos acurrucamos, mi mano en su cintura encuentra un hueco para adentrarse en su blusa, ella sin dudar mucho sabe donde frotar, le como la oreja, ella muerta de la risa, dentro del vehículo se escucha el diluvio de afuera, nos apretamos de a poquito buscando uno el calor de otro.

Nos paramos en su casa, la entrada esta un tanto distante, no nos hemos besado, ella se desmonta corriendo hacia la puerta, yo le hago una seña de espera la taxista y la persigo, el toldo no es lo suficientemente grande para cubrirnos a los dos de la lluvia y nos empapamos cada vez más.

Nos besamos, con deseo insaciable, carnal, la lluvia nos cae casi completamente, le aprieto las nalgas y los senos, mujer de tetas espectaculares (y yo que soy un hombre de culos) las siento en mi, nos besamos el cuello, la acaricio toda, la lluvia se encabrona más lo que hace el momento más encantador, hasta que sonidos dentro de la casa y la bocina del taxi nos separaron.

Antes de voltear ella abre su celular mientras su madre abre la puerta de la casa, yo camino hacia el vehículo bajo la lluvia con la silueta de la luz de la sala de estar de su casa cuando montándome el sonido de aviso de mensajes del celular suena desde mi bolsillo, al abrirlo me encuentro con un “que rico”.

Tranquilamente cierro el celular, muerto de frío dentro del taxi, empieza el trayecto a mi casa donde me espera una cama aún más fría en compañía de Manuela.

Desespero a la luz de la vela

2 comentarios
Ya hace mucho tiempo que no ocurría, si sabemos que acá es poco lo que dura la luz, pero luego de existen los inversores y plantas eléctricas, o nos robamos la luz, rara vez nos encontramos a oscuras por mucho rato.

Con estos días de lluvias gracias a Noel, fueron casi dos noches completas que pase sin luz y sin agua.

Normalmente en situaciones como esta yo no perdía el control, en mi infancia se me era muy difícil castigar a mi y a mi hermano, si nos quitaban la televisión y el nintendo, simplemente nos retirábamos a leer algún paquito o libro. Lo mismo pasaba cuando se iba la luz en aquella casa de una planta en Villa Mella; a la luz de una vela podía disfrutar de las ocurrencias de Condorito (escondido) o de las anécdotas de los libros de la editora Barco de Vapor.

Pero hoy en día no disfruto de esa ventaja, cuando a la luz de la luna vuelva a desaparecer la luz eléctrica me veré a vagar los rincones de mi casa sin rumbo, porque con la computadora inservible al igual que la televisión y el Playstation 2 (como pasa el tiempo) mis -7.75 de aumento en cada ojo miope me impide refugiarme en una lectura a la luz de la vela

Así que me echó en la cama, viendo la silueta que forma la vela que se encuentra alumbrando el pasillo en las afueras de mi cuarto, sin poder inventar con mi nena (Nikkon D40) porque la tarjeta que reserva las fotos la he dejado en el trabajo, observo el techo que tanta compañía me hace en mis momentos de insomnio y escucho lo que la lluvia y el viento me intentan decir.

Justo antes de perder la cabeza recuerdo a Borges y lo ciego de las escrituras, así que me transporto hasta más pequeño cuando no tenía una computadora y a poyo un lápiz en una de las tantas mascotas que rondan mi morada y escribo estas líneas y otras más que espero seguir compartiendo con ustedes.

Nota: Al momento de un par de hojas escritas en jeroglífico casi, la luz hizo su presencia.

Las rutas por donde escapo

10 comentarios
Desde de temprano me desayuno con letras, para calmar las tenciones que me ofrecen las primeras horas de la mañana, trato de evitar las “mismas vainas” que presenta la prensa pero siempre me atrapa.

Me pierdo en los escritos de Joan y en la catarsis de Alexei, me deleito del sabor del Chef y busco refugio en las anécdotas de Cheluca, en lo que tomo aliento después de que el día conspira con mi “tranquilidad” me transporto a las ocurrencias de REL y de Manuel para luego sentir las transpiraciones de Bebel y Álvida.

La música se confunde entre Rock y Trova mientras un llanto interno espera con ansía otro espacio que me transporte a un lugar lejano y me siento afortunado porque me doy cuenta que puedo ver la Luna a cualquier hora del día.

Un aguacerito encantador ha llegado a mí últimamente y para no mojarme tanto busco techo en el laberinto de Damián y así voy creando más respiro que asfixia.

Caminando por espinas, prendo un cigarro y pido un deseo, y me llega la pesadilla realidad de las atrocidades de que es víctima la imagen del Che y tengo que volver a transportarme para no perderme en este purgatorio. Sin embargo no me precipito porque los portales no están lejos.

Silvio canta y Coltrane toca, Metallica retumba y pienso en un fugitivo que anda por Alemania en lo que The Killers me recuerda a un inseparable hermano que trata de descifrar España.

Y entonces recuerdo, aunque mi memoria no es más perfecta que la de Bebel (tal vez un chin más) y me bautizó con par de botellas de la Quintana mientras converso con lo que fuera una antigua peña.

Respiro, respiro quieto, y encuentro un personaje para nada carabelita, para sentarme tranquilo a imaginarme a la Marques Alyohara (sin lo sádico).

Para huir de los demonios que insisten en destruir mi joven andanza, doy la vuelta a la esquina y me posó en un rincón, que aunque un poco polvoriento logra brindarme siempre una tranquilidad.

Entonces suenan Ramón Orlando y los merenguitos de los 80’s, y el deseo de bailar apretado logra que esquive las dagas que lanzan los jefes.

Y creó en el cine, me olvido de que es un mundo orquestrado y lo vivo, igual que las letras de los dioses de la pluma que me llenan de animo y puncho las teclas y apoyo el lápiz hasta que no pueda levantarlo más.

Y escribo de más (sorry Chelu), y escribo de menos.

Suena Chris Cornell en todas sus vertientes (solo, Soundgarden, Audioslave), Alice in Chains, Drexler y Serrano.

Y así resuelvo el “placer” de vivir en un putrefacto mundo que busca acabar con lo que convive en él, un mundo despiadado, desconsolador y tétrico que no lo cambiaría por nada del mundo por todo lo que he mencionado anteriormente (algunas cosas se han quedado pero no son menos importantes) y claro los besos, las caricias y las noches de camas acompañadas que convierten al mundo en un cuadro espectacular.

En blanco

2 comentarios

Allí esta resplandeciente, retándome, desafiándome, me oculto lo más que pueda pero se que no puedo escapar, me enloquece, el reflejo de la bombilla en su cuerpo me quema los ojos, no encuentro nada en mi guerra personal, pareciera que interviniera un mundo en mi destino y mi fusil ha desaparecido, trato de ignorarla porque no tengo con que batallar, su mirada es penetrante, estoy a punto de quebrar, ya no resisto más, y justamente cuando creo perder la cabeza el lápiz hace su presencia.

Un poquito

3 comentarios
Denme un poquito, un chin, un espacio, de dos pasos, una vertiente, una ranura, una brecha, el espacio de las letras, las divisiones de las hojas, de las cuerdas de guitarra, lo que separa los mosaicos, un roce, una brisa, lo que sea, pero algo, solamente algo….

Un antes y después: el trayecto de la Churchill

3 comentarios
A finales de mi infancia y comienzo de mi adolescencia, el trayecto de la churchill (desde la Gustavo hasta Plaza Central) se había convertido en algo cotidiano para mí.

Normalmente mis salidas eran ir al cine y jugar “maquinitas” y siempre nos juntábamos en casa de un amigo de nosotros que vivía en la Gustavo para hacer el trayecto caminando hasta Plaza Central.

Hoy en día, que este trayecto es uno que debo caminar diario, recuerdo las diferencias de caminarlo de antaño.

No recuerdo bien que había donde hoy besa los cielos Acrópolis o que rondaba el área del recién remodelado KFC (Kentucky Fried Chicken); las vallas y los rascacielos eran inexistentes, la Plaza Paseo de la Churchill no era siquiera una niña de teta, la revolución de los locales de comida rápida no existía, y las cosas eran utópicamente mucho más baratas.

Cuando no queríamos caminar podíamos escoger entre el transporte público, que como diría Tony Almont en una canción “le pase cinco pesos, y no me devolvió” podías pagar con esa cantidad porque el precio era la mitad, o el privado, haciendo un “serrucho” pedíamos un taxi que cuya microscópica tarifa era muy raro que sobrepasara los cincuenta pesos.

Luego de llegar a Plaza Central, las diversiones no acababan, siempre nos dábamos un dos por uno, íbamos al cine y luego nos deleitábamos en Funtastico que con 10 pesos obteníamos “tokens” de tal cantidad que daba llevar “mariconera”, o en Video Juegos Plaza, que el pago era con pesos. Se me olvido mencionar que el cine rondaba los cincuenta pesos.

O sea que para los viernes en la tarde mi felicidad extrema valía unos 250 pesos o menos, y si lograba conservar parte del dinero de la merienda durante la semana la diversión era tanta que el tiempo no nos daba.

Por esto, cuando voy al cine y devengo unos 500 pesos o un mal día me da por entrar a una sala de videojuegos donde 100 pesos es una bagatela, recuerdo un trayecto que caminaba incrédulo, sin bulevares ni rascacielos, sin combos con papa fritas ni tiendas excesivas y pienso mientras camino desde la 27 hasta mi trabajo que lo que estamos pagando son todas estas “bellezas” y estas gigantescas edificaciones que ni siquiera logran cubrirme del sol.

Este sueño no paso hace tanto, mis casi 22 años prueban que esto se vivió hace poco pero las alzas son tan astronómicas que nos hace pensar que ocurrió hace 100 años.

La dinastía sigue...en busca del 20

6 comentarios

Es que no hay que hablar mucho, las Águilas son las Águilas, unos abusadores que ni siquiera debieran estar jugando, el premio debiera serle otorgado antes del pitcheo inicial.

Es que el amarrillo es de grandeza, desde octubre cuando se mira el sol no se ve otra cosa que un águila brillando.

Todos son presa de este animal majestuoso que surca los cielos y acaba con todos los que se le pasen por el frente.

No voy hablar mucho, déjense de vaina qué el mambo ya comenzó, que los bates amarrillos andan sonando, que se dejen de vainas los azulitos, los rojos, los azules oscuros, los verdes y los color vino que no van para parte.

Piecitos

1 comentarios
¿Por donde andan fieles compañeros?¿adonde se han marchado? necesito caminar y correr, ya no aguanto está cama, adonde se han ido sin mí y porque no me han dicho cuando volverán.

¿Qué hago ahora que no tengo con que pisar?, el suelo lo he besado y no de buena forma, porque mis piecitos me han abandonado he sufrido el mismo destino de Vicente Holgado, mis compañeros han conspirados en mi contra y me han abandonado.

¿Me habrán dejado sin zapatos? ¿Cuántos se habrán llevado?, hum, para lo que me interesan los calzados a estas alturas, los que los llenan ya no están conmigo. ¿Se habrán ido juntos? ¿se habrán separado y tomado su propio camino?

Donde quiera que estén les pido perdón, perdón por los caminos rocosos, por la ardiente arena de la playa, por los zapatos apretados, por el uso excesivo de los Converse, por las interminables caminatas descalzo en la casa, por la esponja de lavado dura, por la suave, por el lodo, por las espinas.

Perdonen el nunca haber consultado con ustedes por donde querían caminar, que querían que lo cubrieran en el momento, solo deseo, mientras me arrastro hasta el baño, encontrarlos desorientados, hablando, entretenidos, que de alguna forma se hallan olvidado que tenían que volver.

¿En que andarán? ¿Estarán con otros pies? ¿con los de melancolía o lo de soledad? ¿Estará alguien como yo, arrastrándose hasta el lavado analizando como hacer sus necesidades una vez que llegue allí? Qué difícil y que falta inmediata me hacen mis queriditos pies, el vacío que muestra la vista de mi rodilla hacía abajo, me llena de nostalgia y de ansiedad, ¿andarán de fiesta? ¿estarán bien? ¡Que angustia!

Me devuelvo a medio camino, ya no puedo pensar en que haré, no soy nada sin mis pilares, sin mis queridos piecitos, ¿porqué se habrán marchado? ¿Qué habré hecho mal? Antes de que la angustia se apodere de mí y consuma mi cordura me duermo, esperando afrontar esta desgracia más tranquilo cuando despierte.

El cansancio de haber regresado a mi cuerpo luego de un sueño me aturde y me siento en la cama, me estrujo mis ojos afectados de antimatismo y miopía, y me levanto para inmediatamente caer en el suelo, se ha caído un vaso de agua y me he resbalado. Mientras me secó la sangre de mis labios que me provocó la caída bailoteo mis piecitos frente a mis ojos y les doy un calido saludo. No se porqué.
(Foto: Los piecitos de Bebel)

Ecos de un cuarto de hotel

0 comentarios
(¿Y este quién será? ¿Lo recordaré? ¿Hará cosa entretenidas? Ha hecho lo mismo que muchos, tira el equipaje y sale despavorido por la puerta, será que la primera impresión no es buena, o siempre tienen algo que hacer cuando llegan).

Ahora todos andan con tecnología, que escribe este individuo en su computadora, este se ve joven y viejo a la vez, en que andará por aquí.

-¿Porqué hablas como si no estuviera aquí?
-Hasta que por fin alguien me responde, como es posible que me escuche.
-Acabo de llegar, pero te confieso que necesito la compañía.
-Tan joven y tan melancólico.
-No, a ella la deje, ando con la otra, la soledad, y con la pesadez de trabajar.
-Ah bueno…
-No te aburras mucho, tengo que huir pero vuelvo.
-Pero si apenas comenzamos.
-Tengo que trabajar, pero te presto a soledad para que te haga compañía, a donde voy hay muchas personas y no la necesito.
-Qué consuelo.

(Este parece que viene por mucho, la cantidad de ropa que tiro en los cajones es bastante, pero porque ha dejado un cajón vacío, y porque ha conversado conmigo, este me parece que no anda bien)

-¿Estás?
-¿A dónde voy a ir?
-¿Supongo que no bebes?
-¿Como? La verdad es que trabajas hasta muy tarde
-Me vas a controlar, avisame, para volver a la cordura
-Perdón
-Pondré un poco de música, me terminare la botella y veré que ha pasado en el juego
-Ha ganado el equipo rojo
-¿Acaso no quieres que seamos amigos?
-Has dejado la televisión encendida, ¿Qué querías que hiciera?
-Bueno, música entonces
-Se oye bien
-Tiene buen oído. Oyeme tu deberias tener muchas historias
-Debiera ¿verdad? pero no se porque, se que ha pasado algo pero nunca recuerdo que, antes de que entraras solo recuerdo la musa pasajera y siempre que sale me olvido lo que ha pasado antes.
-Qué mal

(Este es entretenido, pero se ve un poco alocado y aburrido al mismo tiempo, pero es joven, aunque parece más viejo, pero es joven)

Hasta a que hora piensa dormir este, no dizque anda trabajando, de parranda parece más, mira como adorna el rincón la botella vacía, ¿cuál será su ruta el día de hoy?

-¡Cállate!
-Mal educado
-Habla ahorita
-Tienes que trabajar
-Eso es después, más tarde, mientras tanto ahógate en tus pensamientos, pero mantenlos dentro de ti, no pienses en voz alta, déjame dormir un poco más.
-Pero si te mueves mucho y no duermes nada, mantienes la vista fija en el techo, ¿Qué le ves a mi techo?
-Lo que no veo en el mío
-¿El qué?
-Un techo nuevo
-Andas de remate
-Ahí ya! Me pare, pasó por el baño y me largo, a lo mejor el cigarrillo no me habla.
-Pues me callo
-No soy la mejor de las personas en las mañanas.

(Que se trae este hoy, me ha ignorado todo el tiempo después que subió, se la pasó conectado con la computadora y hablando por el celular, se le veía feliz, pero a quién engaña, a mi no, no sé si es por experiencia, en realidad no recuerdo, pero se que a mi no me engaña).

¿Y ella quién será? ¿Qué trabajo es que tiene este por acá? Ayer llegó en bebida y hoy igual pero acompañado, a lo mejor por eso me ignora, mejor me callo.

-Estas durmiendo
-No, pero ella sí, así que habla bajito
-No creo que me escuche
-Es verdad
-Es linda
-Sí
-Es tu novia
-No
-Ella lo sabe
-Sí ¿Qué me quieres decir con eso?
-Nada, solo pregunto
-¿Hace cuanto la conoces?
-Hace unos años
-Siempre ha sido así
-No, esto pasó hoy
-Y de aquí ¿hacia donde va?
-No sé, no pienso en eso ahora, además ella viva acá y yo allá

(El cuarto huele extraño, las botellas vacías se van acumulando, para que diablos es el cajón vacío, ha dejado sola a la chica, ¿por donde anda?, me dormí, para donde ha ido, ella todavía duerme semidesnuda, me parece que no he tenido una compañera fuera de la musa pasajera, no sé en realidad no recuerdo)

(Qué cosa más chula, verlos desayunar juntos viendo televisión, podré guardar estos recuerdos, me quisiera quedar con este, es bonito, ella es simpática y el se ve feliz, pero solo eso no más)

-Muy linda la mina
-Ahora eres extranjero, y eso de “mina”
-Creo que lo oí en algún sitio
-¿De alguien que estuvo aquí?
-No recuerdo, no recuerdo nada de antes que entraras por esa puerta
-Esta bueno el termino, lo voy usar, “mina”
-¿Y en que quedaron?
-No sé

(¿Dónde se habrá metido? Sus cosas todavía andan por aquí, o sea que no pudo haberse ido, ya el sol me esta quemando un lado, siempre ha comenzado igual, el candente sol en la mañana y el manto gris en la tarde, ¿le habrá pasado algo?)

-Vine a despedirme
-¿Por donde andabas?
-En otro hotel
-Pensé que éramos amigos
-Es que me toco moverme a mí esta vez
-Entiendo
-Fue un placer, ahora tengo que terminar unos trabajos y volver a la melancolía que de seguro me anda esperando
-Ya suenas como uno de los artistas que oímos
-Sí en realidad eso se pega
-No te puedo decir con exactitud pero creo que estas entre los mejores, aunque a veces andabas medio aburrido.
-Yo recordaré el número “423”, ¿te acordarás de mí?
-Espero, si no me entretengo mucho hablando con el siguiente
-No creo que aparezca un “cuerdo” que te haga caso

(El olor del cuarto se mantiene, a alcohol, a libros, a cigarro, a sexo solitario y acompañado, si tan solo pudiera acordarme de su nombre, ya la musa ha echado las botellas en una bolsa, tengo sueño, creo que me voy a recostar un momento).

(¿Y este quién será? ¿Lo recordaré?......)

Super You Tube

3 comentarios
No hay que negar que You Tube desde que se inció ha sido toda una sensación. Le ha dado con que entretenerse a los vagos y los que tienen la difícil tarea de día a día completar una botella (que serían entonces el mismo tipo de persona).

Además de encontrar cortos, antiguos muñequitos y videos cómicos le encontré una utilidad muy especial a este servicio vía Internet.

Este fin de semana me encontraba en Santiago en cuestiones de trabajo y musicalmente andaba desarmado, en pocas palabras, sin ipod, cds o radio, mi cuarto de hotel no contaba con uno. Y aquí llego You Tube.

En You Tube pude encontrar videos de todas las canciones que la noche, antes de irme a la camita, me pedía, esas notas que remataban el último trago antes de uno acurrucarse, solo o acompañado, fue lo que encontré en este grandioso invento. Hasta las canciones que nunca habían sacado un videoclip aparecían gracias a que una persona le dio por hacer un video con esa canción.

La verdad es que fue genial poder oír canciones de Metallica como Whenever i may roam y Nothing else matters y ver sus videos o Sanitarium para recordar a Cliff Burton (fue que me fuí en Metallica ese día) y si quería irme más profundo me alternaba entre la segunda antes mencionada y The hands that built america, una excelente adaptación para la película Gangs of New York por parte del trascendental grupo U2.

You Tube además de disfrutar la cantidad de videos que rondan por allí, me sirvió de radio cuando más lo necesitaba porque al ser una laptop de la empresa donde trabajo, no tenía música dentro así que tenía que tirármelas por yu tubi. Lo único malo, era que tenía que estar cambiando monitoreando la pc cada vez que se acababa una canción para poder buscar la otra.

Cena de gala

0 comentarios
Finalmente se hizo eco, y fotógrafos y redactores, celebraron entre ellos una actividad sin burocracia, gozada y cubrida por ellos.

A la entrada se torno un poco difícil, a los fotógrafos se les complicaba entrar y tomar la foto a la vez, y a los que llevaban el orden de entrada se les llegó a confundir su entrada cuando salieron para tomar las otras entradas y volvieron a entrar, tenían que borrarse una y otra vez de la lista, pero no tuvo mayor complicación.

Las sociales fueron una odisea, los fotógrafos se movían constantemente tratando de tomar la foto en la que ellos aparecían, quienes llevaban los nombres (de izquierda a derecha) se les olvidaba que ellos habían sido retratados y se les olvidaba quien era que ocupaba esa línea en blanco.

Para el discurso de bienvenida se complicó aún más la cosa, mientras él dictaba sus palabras de inicio, intentaba al mismo tiempo, sacar lo más importante de sus palabras para la nota de prensa, y se enredaba repitiendo párrafos porque sentía que todo lo que decía era importante y no podía dejar anda fuera (que difícil es sacar lo más importante de unas palabra cuando son propias) y los fotógrafos no podían hacer tomas del público porque ellos eran parte del público y tenía que salir.

El brindis llegó con más complicaciones, no se puede tomar mientras se trabaja, pero no nada más estamos trabajando esta cena es para nosotros. A uno le fue muy difícil abstenerse a no tomar la foto de una persona que se tiro el plato de comida encima por unos tragos de más que llevaba porque era el mismo.

Los otros reporteros gráficos no se dieron cuenta porque estaban ocupados terminando con sus fotos sociales en las que no debía y debían salir ellos.

Todo fue un caos, al momento de redactar y sacar las fotografías, todo rondaba en torno a uno mismo o todos los otros. No puedo salir yo solamente habían más personas o no estoy en ninguna de las fotos ni en la información.

Las notas eran larguisimas, todos pusieron sus participaciones completas, las fotos demasiadas, todos querían estar, en fin, acordaron seguir cubriendo caprichos ajenos porque cubrir los de uno se tomaría un periódico bastante grande.

Tartamudear lo desconocido

1 comentarios
Es encantador ver, normalmente pasa en bebedera, como una persona se involucra en una canción, brazos levantados y todos, sin saberse si quiera la letra, como vive la melodía y tartamudea para solo coincidir en la última palabra de cada oración con el artista.

Es que la música va con nosotros, y apreciamos una buena bachata, un buen merengue, un buen rock, o cualquier otra cosa, nos hace vibrar de tal forma que tenemos que levantar los brazos en apreciación y tararear porque no nos queda de otra, sabemos que la canción es buena, que es conocida, y aunque no nos sepamos la letra, la cantamos a todo pulmón.

Las cosas que hacemos para disfrutar de una felicidad la mayoría de las veces inexistente.

Cuando el territorio te vence

1 comentarios
Las llamadas, cortas pero efectivas, lograban una conversación amena, coqueta, progresiva (o al menos eso creía).

Los mensajes, cortitos, dulzones y cursis, sin responder, pero el “gracias por tu mensaje” cuando hablábamos me notificaba que eran leídos.

Las rosas, los chocolates los detalles, todos recibidos con una sonrisa que con los días que pasaban iban disminuyendo, solo mis ojos podían ver el arduo trabajo por ocultar la incomodidad.

Las citas al cine, a cenar y a bailar se tornaban cada vez más imposibles (no que en ningún momento hayan sido posibles).

Las conversaciones pasan a ser monólogos, ya las cosas que me gustaría hablar con ellas no puedo decirlas no llegamos en ningún momento a esa etapa.

Entonces el tiempo, el implacable, el que paso, se encarga de que todo se disminuya a la nada, las llamadas y los mensajitos no existen, su nombre pasa a ser solo un espacio en la memoria de mi celular, ni siquiera en la mía, ni siquiera la molestia de borrarla a pasado por mi mente simplemente todo se esfumó.

-Óyeme ¿y que pasó con tu amigo bonitillo ese?
-Yo no sé, el como que se cansó de mí

……….

A lo Cheluca: ¿Qué ves? La misma vaina

2 comentarios
Dos aspirantes al premio Cy Young hacen sus respectivos lanzamientos en una jornada de arduo "trabajo".

Cuando un amigo se va

0 comentarios

El día de ayer me enteré de la muerte de una de las personas más humanas que conocí en mi vida, y como es de naturalidad en este mundo esa humildad la tenía porque era un “pobre diablo” como diríamos de las personas de escasos recursos.

Matias era una persona genial, desde el día de que lo conocí, hace ya algunos cinco años, me di cuenta del personaje que era y de la calidad que lo caracterizaba. Siempre apegado a un grupo de aficionados a la lucha, era el alma de esas juntaderas que aparecían de vez en cuando.

A un amigo hoy le digo adiós, obligado a decírselo a su cuerpo porque tenía varios meses que no lo veía, le digo adiós a una persona que me será recordada cada ves que mire las actitudes de las personas, si son buenas porque se parecen a él y si son malas porque son todo lo contrario a él, lo recordaré cuando en coro hagamos bromas, pues era un bufón, cuando juguemos PS2 (PlayStation 2), recordare esa sonrisa que siempre estuvo con nosotros, nunca dejando ver la dureza que le amparaba el día a día.

Aprovecho este espacio para refutar una frase que se usa mucho en defunción “él está en un mejor lugar”, yo creo que a menos que no te este llevando el diablo literalmente (como le pasa a muchos) o ya estés tan viejo que estas harto, la muerte nunca será mejor que la vida.

Para cerrar les dejos con los versos de un argentino que “sabe su vaina” y que esta muy acorde a la presente situación.

Cuando un amigo se va

Cuando un amigo se va

queda un espacio vacío

que no lo puede llenar

la llegada de otro amigo.


Cuando un amigo se va

queda un tizón encendido

que no se puede apagar

ni con las aguas de un río.


Cuando un amigo se va

una estrella se ha perdido

la que ilumina el lugar

donde hay un niño dormido.


Cuando un amigo se va

se detienen los caminos

se empieza a revelar

el duende manso del vino.


Cuando un amigo se va

galopando su destino

empieza el alma a vibrar,

porque se llena de frío.


Cuando un amigo se va

queda un terreno baldío

que quiere el tiempo llenar

con las piedras del hastío.


Cuando un amigo se va

se queda un árbol caído

que ya no vuelve a brotar

porque el viento lo ha vencido.


Cuando un amigo se va

queda un espcaio vacío

que no lo puede llenar

la llegada de otro amigo.

Alberto Cortez
(Foto: La última foto que le fue tomada. En el hospital, Matias, al centro; Omar, camiseta blanca; Abel, camiseta negra)

Sin rodeos

0 comentarios
No me pidas que levante la mirada porque ando embelezado, no me excuso y no debiera extrañarte; ni pienses en sentirte insultada que ya en estos tiempos no andamos con tabúes.

Estoy perplejo pero te escucho, si quieres te hago un resumen de todo lo que me has dicho. Mis oídos, mis ojos y mi imaginación hoy andan separados.

Tampoco debiera extrañarte que tenga mis manos auto atadas en la espalda, de esta forma contengo el deseo de tentar y apretar.

Y si todavía no entiendes porque hablo contigo mientras estas despaldas es que hoy no puedo dejar de apreciar y contemplar tu hermoso culo.

Sobredosis audiovisual

1 comentarios
Siete de la mañana, para un sábado eso es demasiado temprano, pero a pesar de la mala noche (que se traduce a buena noche) llegué a tiempo y la espera se hizo corta, los que faltaban fueron llegando en manada.

Con casi todos dentro de la guagua, nos enteramos que uno de los aventureros se había confundido y fue a parar, desde las 6:30 a.m., en otro lugar, nos comunicamos con él (claro como una hora después) y en poco tiempo ya se encontraba junto con nosotros listo para partir.

Las pautas fueron trazadas dentro del bus, para el viaje a Santiago unos dormirían, otros conversarían tranquilamente, pero no los de la cocina (parte trasera de la guagua, véase dentro) nos encargamos de mover unos personajes de lugar (que creyeron podrían dormir en lugares cercanos a la cocina) y nos concentramos en armar, desde muy temprano, el reventón de la metro.

Muchas fueron las víctimas del lente fotográfico mientras dormían, otras “echaron su pavita” y decidieron unírsenos en el área de la cocina para compartir los temas de filosofía y catarsis diarias de la vida misma.

El estomago no paraba de roncarle a la mayoría, claro habían ayunado desde que uno de la manada anunciara la invitación a todos a comer gratis en el Típico Bonao (bárbaros) y a penas llegamos al lugar los que brincaron de la guagua fueron varios para ser los primeros, armados hasta los dientes, en espera del típico manjar.
Después del “ligero” desayuno, los viciosos procedimos a arrimarnos al lado de la guagua para degustar el oportuno digestivo (un cigarrillo) antes de continuar la rodada hacia nuestra segunda ciudad de Santiago.

A partir del “típico” la conversaciones fueron un poco más lenta y el resto del camino se torno más tranquilo. Al parecer nos encontrábamos abobados del rico manjar, brindado, y había que disipar el estomago para aguantar el oleaje cultural que se nos venía encima.

La llegada al Centro León fue sin mucho rodeo, llegamos, tiramos las fotos de entrada, nos fumamos un cigarrito, ubicamos algo de beber y ya estábamos sentados, en la sala virtual como espectadores de geniales fotógrafos dominicanos pertenecientes a GRUFOS (Grupo Fotográfico de Santiago).

Con una acogedora bienvenida, los maestros (como se llaman entre ellos) comenzaron con su charla, donde nos informaron sobre la comunidad dentro de GRUFOS, de cómo se juntan para tomar fotografías, de sus ideologías, y sobre todo de su arte: la fotografía.

Pero no todo quedó ahí, fuimos testigos de varios de sus trabajos, nos presentaron una galería de fotos de Carnaval (tema que les fascina), trabajo fotográfico del Yaque del Norte y de la exposición de los 10 años más uno que fue presentada en las verjas del Gran Teatro Cibao.

Estas imágenes que nos cruzaban por los ojos tomadas por este, tan humilde grupo, dejó atónito a muchos, los gestos de asentimiento sobraban, los suspiros y frases de aceptación abundaban y la verdad es que no tuvimos otra forma de pagarle que con nuestro mayor agradecimiento y admiración, no hay cosa más chula que conocer personas que trabajan y dominan materias que te interesan.

El encuentro fue tan gustoso, que era imposible distraerse (yo me levante para evitar que la pesadez del día anterior me atrapara en la silla y me durmiera), también estuvo allá con nosotros Mayra Johnson (que luego se convirtiera en nuestra fotógrafa personal) y Maritza Alvarez (nuestra profesora) ambas de Imagen 83 (grupo fotográfico formado por mujeres) que tuvieron un intercambio breve pero bueno.

Algo muy cómico sucedió dentro del aula, había una chiquita tomando fotos para cobertura del encuentro con una de las cámaras que le pasara uno de los representantes de GRUFOS, a mi me pareció simpatiquísima por lo mucho que tenía que esforzarse (casi brincando) para tomar fotografías de todo el público; luego aprendí que es parte de GRUFOS junior (un grupo de GRUFOS adolescentes) y que de seguro tiene mejor dominio de la fotografía que yo.

El break luego del encuentro fue corto, a penas remojaba mis labios con una frescola pequeña (que uno de los incunbentes me la hizo botar por nariz y boca), el culpable de este viaje por la autopista de las imágenes (que por cierto lo condeno por este crimen de buena voluntad), nos tenía un plato fuerte: una presentación por todo lo alto sobre el fotográfo Domingo Batista en el auditorio del Centro León.
Con palabras cortas fue presentado el documental sobre este genial fotográfo de Santiago que con una mezcla, exquisita, de sonidos, música e imágenes, capturaron la poca audiencia que había (solo estabamos nosotros pero este material de seguro que llena) y que supo vencer los problemas técnicos que presentaban los equipos del auditorio.


Yo, responsablemente, tuve que batallar, al igual que en la charla con GRUFOS, con el cansancio de la mala noche (como dije ahorita...buena...) para disfrutar de tan especial trabajo, con la calidad que siempre no ha acostumbrado nuestro compañero.

La hora del almuerzo llegó y no andábamos muy hambrientos (por lo menos la mayoría gracias al desayuno “ligero”). En el área de la cafetería ya mi entrada me esperaba, pero que entrada, una combinación de carne ripiada con queso derretido y pico de gallo (tomates picaditos). Procedimos entonces a organizar las mesas estratégicamente para que el coro de la cocina estuviera junto en el mangueo.

Con semejante entrada, y la cantidad de comida que nos esperaba, comenzamos a repartirnos al almuerzo, coje un chin de esto dame un chin de aquello, y así fuimos amortiguando el estomago (que bastante full andaba) para poder hacerle espacio a tremendo manjar que se avecinaba. Claro que siempre hay uno que no tiene problema con los manjares.

Mientras comíamos un suceso evito que siguiéramos nuestra pelea meridiana, a uno de la manada todavía no le habían traído su comida, “ese pavo parece que lo andaban matando en ese mismo instante”, así que procedió a sacar de un bulto “mágico” su merienda con el grito de victoria, pero dolida, “soldado viejo no cae en gancho”, pero su grito no pudo obtener más victoria que la risa de los presentes porque a los pocos minutos su sándwich ya estaba servido.

Luego de reposar en “la matica”, área del extenso patio del Centro León bautizada por nosotros, y dar un tour en cocaína (o sea rapidisímo) por una de las exposiciones del centro, volvimos al aula virtual para unas presentaciones ganadoras de la bienal de video arte.

Zeinad Rebeca (argentina), primer premio 2006, fue la primera que nos presentaron. El Ávila, un corto que pudiera muy bien acercarse a la realidad dominicana, le da la vista de unas montañas antes y después de ser afectadas por las construcciones de viviendas en el terreno de la misma (si se pudiera decir de esta forma) y el segundo fue Las Colas (véase tapón en dominicano; aunque también puede ser nalgas o colillas) que nos presenta dos manos enrollando un papel con fotos de carros que da la impresión de un interminable tapón (le suena familiar).

De segundo vimos el trabajo de Benjamín López (mexicano), uno de los más aplaudidos, con un trabajo sobre la imagen de Jose Martí, que se encuentra en todos los lados especialmente en las escuelas en Cuba, y de lo poco que saben los cubanos entrevistados por este joven.

Vera Crión (argentina) vino con su tercer premio y a mi parecer debió quedarse con él. De nombre: No matarás ¿a quién? En donde un río empieza a sangrar y luego su mismo oleaje, que va creciendo mientras vemos una toma estática, borra la sangre derramada. Yo quise sacarle su lógica y dije que pudiera ser una buena crítica al descuidado de los ríos pero el comentario sobre el aborto cuando la pantalla se fue a negro me dejo pensando, al igual que muchos dentro del aula, que a Vera había que revisarla.

Las animaciones no se quedaron atrás, Los tres puerquitos de Claudia Lima (brasileña) es una crítica a la corrupción, muy adecuada a nuestro paisito, este corto fue el más aplaudido en el salón; luego vimos Doña Ana del colombiano Marlon Vásquez que presentó una viejita simpática y sincera que al final se recuesta en una mesa luego de comer muchas fresas y hablar bastante de ellas, no me pregunten pero fue bueno, en serio.

Luego de esta dosis de videos artísticos nos dieron la sorpresa de que pasaríamos a ver una exposición que abría ese día pero en la noche, o sea que nosotros estaríamos recibiendo una primicia, y con gusto fuimos a seguir dando vueltas por Santiago y seguir conociendo artistas en el área de la fotografía.

La exposición era “Urbano” de Paco Salguero, miembro de GRUFOS, que con mezcla de pintura y trabajo post fotográfico logra una imagen espectacular de lo urbano en las dos principales ciudades de República Dominicana.

Después de Salguero, fuimos a visitar la exposición de los Grufos JR.

En realidad no se si fue por el cansancio o por el dicho que todo en exceso hace daño, pero la exposición de estos jóvenes no me fue tan cautivadora como todo lo que ya había visto. Me gustaron unos que otros cuadros. Uno en especial me hizo recordar un juego de carretera de aquí de dominicana: Cepillo!

Ya terminada la oxitocina visual nos embarcamos en el camino de regreso que algunos creían iban a ser de rendimiento y de visitas a Morfeo (o sea que uno iba a dormir), pero no fue así, una parada sorpresiva en una bomba inició el bonche de regreso.

En coreografía y todo nos desmontamos los “delincuentes”, los que entraron al “food shop” salieron armados, la neverita terminaron siendo dos asientos vigilados muy de cerca por mi persona, el coro más las frías acercaron más persona a la cocina en lo que termino siendo el desorden del viaje.

Ya la fotografía, a pesar de estar celebrando su mes mundialmente, no era un tema, hablamos lo que nos salía de la boca, las críticas a la música, la batalla entre hombres y mujeres, todo era una excusa para acompañar las frías que si no eran consumidas rápidamente no iban a ser tan frías ya.

Cruzando Bonao ya se habían acabado las cervezas, como niños le gritábamos a los de enfrente que pararan, que los dulces, que los yogures, que todo lo que quisieran, nosotros queríamos de las verdes, de las que duelen, de las que animan.

Y al parecer la opinión pública funcionó, nos detuvimos, pocos se desmontaron en busca de manjares, nosotros (los de la cocina) en busca de nuestro “refresco” pero mis compañeros me traicionaron, arriba de que quede de último para subir en la guagua, tuve que subir con todo el cargamento, pasando por el pasillo de los serios de enfrente, frente a la profe y el director, que de seguro creen que soy un bandido, pero nada no le di importancia, comenzamos el destape e incluso para enfriarme lleve una degustación por el área del director (claro, fue una decisión colectiva de la cocina).

Y al fin cayeron las frías, terminamos hablando de nuestro viaje. Las dos últimas que se agregaron a la cocina no fueron ahorcadas, de cómo ya, por fin, este grupo unidos por la pasión audiovisual, se conoció fuera de un aula fría.

Nota: la crónica gráfica anda por aquí

Led Zeppelin reunites

1 comentarios
El afamado grupo de rock de los años setenta que se separara luego de que su baterista John “Bonzo” Bonham falleciera el 25 de septiembre de del 1980, se reúne para dar un concierto en el London´s 02 Arena el 26 de noviembre de 2007.

John Bonham hijo (por lógica, hijo del baterista original) será, igual como lo hizo en 1988, tocará la bateria para el grupo británico fundado en 1968.

Un concierto para el fondo de educación Ahmet Ertegun con una de las mejores bandas del mundo. Me da deseo de trancarme a escuchar “The Rain song”, “Good times bad times” “Thank you” y olvidarme del mundo.

11´9”01 11 de septiembre

0 comentarios
Los sucesos históricos, por su magnitud, siempre han sido temas esenciales para el séptimo arte. Los conflictos bélicos, como las dos guerras mundiales y la de Vietnam, han sido proyectados en numerosas películas.

Los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, fueron unos sucesos que no durarían muchos para ser representados en la gran pantalla. Ya para el día de hoy, documentales y varias películas (sin contar las campañas de terror vía internet) inunda el medio audiovisual con sus visiones sobre los hechos de este trágico día.

Empero, así como han existido películas, buenas y malas, sobre los conflictos bélicos, las representaciones de los sucesos del 9/11/01 han tenido, por igual, mixtos resultados.

La que sobresale, por encima de todas, es la primera que se hizo sobre el suceso, remontándonos al 11 de septiembre de 2002 (primer aniversario) la película 11´9”01 11 de septiembre salió como mensaje para todo el mundo.

La entrega cinematográfica esta conformada con un conjunto de 11 cortos, dirigidos por igual número de directores, con una duración simbólica de 11 minutos, 9 segundos y 1 imagen; tiempo que los directores utilizaron con toda la libertad artística posible.

Samira Makhmalbaf (de Irán) abre la entrega con un segmento sobre un profesor afgano trata de explicar lo que ha sucedido en New York y pide un minuto de silencio sin obtener ningún resultado favorable a su petición.

Uno que mezcla dos sucesos importantes en la historias ocurridos en este día, es el sorprendente e iracundo corto de Ken Loach (del Reino Unido) que presenta a un chileno hablando de “su martes 11 de septiembre en 1973” cuando el presidente Salvador Allende fue destituido del poder por un golpe de estado dirigido por Augusto Pinochet y asistido por la CIA.

El corto de Loach sirve de crítica a las conspiraciones internacionales y se une al de Israel (dirigido por Amos Gitai) que habla sobre una reportera histérica que hace lo imposible por mantenerse al aire comentando los diferentes sucesos que han ocurrido el 11 de septiembre en la historia olvidándose del carro bomba que acaba de estallar donde ella estaba y que debía cubrir.

El corto representativo de Estados Unidos estuvo a cargo de Sean Penn. El director y actor norteamericano hizo un retrato excelente de la vida miserable que vive un anciano viudo que ha olvidado que su esposa ya no está y vive engañado, sosteniendo una conversación con el solo hasta que un “suceso histórico” lo hace “ver la luz”.

Todos estos cortos, totalmente diferentes puntos de vistas, hacen de esta entrega una obra maestra, el mejor ejemplar sobre un suceso de está magnitud que pudiera haber sido logrado, una película muy difícil de ver, con mensajes de paz, de tolerancia, de crítica, con la toda la libertad posible que hace de esta película única en su clase.

Esto sin mencionar el corto del mexicano Alejandro Gonzalez Iñarritu, que para muchos debió haber cerrado la película, conformados por un conjunto de voces indistintas, los diferentes mensajes que quedaron registrados vías telefónicas, todos presentados en negros con imágenes entrecortadas de los sucesos de ese día, hacen de este corto el más chocante de la entrega.

Fuera de ser una fiel representante de los libres pensamientos alrededor del mundo, la película 11´9”01 11 de septiembre es una genialidad en la realización, en contar historias y en arrancar emociones, para un día como hoy, es esta mi recomendación.

La ficha técnica de la película anda por aquí.

Dos días en la historia. 1973 y 2001

1 comentarios
Salvador Allende se suicida luego que fuera víctima de un golpe de estado que implantó el poder militar en Chile el 11 de septiembre de 1973 recortando su período tres años que debía terminar en 1976.

El golpe de estado llevó al poder al dirigente golpista, el general del ejercito Augusto Pinochet Ugarte, quién murió el 10 de diciembre de 2006 con un pasado sangriento debajo de sus mangas.

Cubierto en una nube de humo quedó el World Trade Center de la ciudad de New York cuando las Torres Gemelas sucumbieron luego de que dos aviones las impactaran.

Personal de las brigadas de bomberos y de la policía de New York sacrificaron sus vidas por proteger y rescatar a las personas que se vieron afectadas por los escombros dejados por este ataque terrorista, el más grande de los últimos tiempos y que dejo una marca en todo el mundo como el suceso más horroroso en la vida de muchos.

El 81% de los norteamericanos declara que es el suceso más impactante de sus vidas, la fuerza de este suceso fue una parálisis general, gran parte del mundo pudo observar como el segundo avión impacto una de las Torres Gemelas cuando a penas se reportaba el incidente del primero.

Un manjar matutino

4 comentarios
Se armó, en cuestión de segundos una idea pasó a ser una realidad, no, nadie cumplía años, no celebrábamos ningún aumento y tampoco el cambio o ascenso de alguien, para nada.

Fue el deseo de ver cumplir una costumbre hace ya más de un año olvidada, el desayuno colectivo con un bocado incomparable.

BBQ bohemio

2 comentarios
Por fin pude escapar de las adversidades de nuestra sociedad, no más restricciones por los que atentan con nuestra seguridad o por desaires en el ambiente, al fin se logró el BBQ que no pudimos lograr de manera amena en aquel intento por pasarla bien en Juan Dolio.

Fue mi simple y sencillo, las razones buenísimas, el viejo acaba de cumplir años el siete del mes en curso, cada coro junto sirve como un conjunto de despedidas para mi hermano que se marcha a España para una maestría, y simplemente la deuda de hacer un coro sin tener que darle cara a nadie.

Ya a las cuatro se encendía la parrilla, el viejo, junto con unos amigos de antaño, asumía el mando y daba inicio, junto a sus secuaces, a la bebedera dominical.

Inmediatamente acabó un partido de pelota que estaba viendo (en el cual perdió mi equipo, coño!!!!) me uní a la tertulia de los viejos y al sorbo de alcohol en compañía que siempre nos gusta tener.

Descorchamos una botella de Protos (vino extraído ilegalmente por mi viejo el día anterior a su mejor amigo) y yo y mi hermano comenzamos la degustación.

El diyoqueo (acción de Disk Jockey) fue un trabajo arduo, apenas ponía una canción que me solicitaban y ya me estaban pidiendo la otra, pero este trabajo fue fundamental para pasarla en grande, la música fluía de mi PC por ende no había desperdicios (je….).

Se sirvieron las primeras picadas, unas alitas, unas salchichitas y unos pancitos tostaditos con ajo, las conversaciones seguían, pero lo que predominaba era el hecho de que los amigos de mi papa me recordarán a cada momento de que me veían desde chiquitito, de cuando no me sabía limpiar el culo (perdonen el fránces).

Luego llegaron unos colegas de mi hermano y pude trasladarme a una conversación más juvenil. La música continuaba con calidad, el público en general tenía el mismo gusto, a excepción de mi madre que quería que le tirarán su bachata, las conversaciones de todo y de nada, la comida no para de venir y en cuestiones de tragos habíamos bajado unos RD$1,600.00 porque cambiamos de el único Protos que había (que nos salió gratis) a consumir tinto pero de Santa Rita.

Luego los más adultos, los secuaces del recién cumpleañero, se marcharon, contentos, tomaditos, y nos dejaron entonces a los más nuevos seguir con lo que quedaba del día, que todavía era mucho.

A todo esto, vi unas facetas en mi hermano y mi viejo que hace tiempo no las observaba, estaban contentos, se reían, no le molestaba ni les agobiaba nada (como normalmente suele afectarles la semana) y disfrutaban de las conversaciones, de la música y claro, de la comida y de la bebida.

Luego de la tercia de Santa Rita, se despidieron los que faltaban, entonces quedaron dos bohemios, frente al computador, disyoqueando por gusto, al azar, sin ningún rigor musical, simplemente las canciones que nos llegaba en el momento, batallando (como dos hermanos al fin) para ver quién ponía la canción más adecuada para el momento.

Y así cerramos el día, acabando con un vinito escondido de mami (un Carlo Rossi) y con la carne que quedaba para echarnos jartos y contentos, cada uno por su puerta habitacional hasta que dentro de un par de horas saliera el sol, cabrón y azaroso, de un lunes en la mañana.

A continuación los cantantes presentes en este BBQ bohemio (el orden no refleja ningún tipo preferencial ni cronológico):

Joan Manuel Serrat, Silvio Rodríguez, Victor Manuel (el español no el puertoriqueño), Ana Belén, Joaquín Sabina, Juan Luis Guerra, Victor Victor, El último de la fila, Raul Midon, Pavel Nuñez, Ismael Serrano, Jorge Drexler, Marel Alemany, Kaiser Chief, Artic Monkeys, The Killers, The Smiths, Seether, Kelly Clarkson, Rhiana, Bunbury, Linking Park, Led Zeppelín, Luis Eduardo Aute y muchos más….

Un poco complicada la mezcla, verdad???

(Foto: Marido y mujer (mis progenitores) se disputan el quehacer de la parrillada.)

Sentimientos encontrados

1 comentarios
Ayer fui sorprendido por dos sucesos, uno que me llenó de euforia y otro de tristeza.

Primero que todo, el de tristeza, Luciano Pavarotti sucumbió a su cáncer de páncreas en la madrugada de hoy dejando así de existir una de las más grandes personalidades de los últimos tiempos.

Yo no soy un fanático de opera, pero a Pavarotti no se le puede quitar la presencia que tenía en el mundo entero; si recuerdo que me gustarán una que otra de sus interpretaciones, pero las mejores (para mi) fueron en uno de sus conciertos “Pavarotti and Friends” en donde cantó “Please forgive me”, “O sole mio”, “All for love ” y “La traviata” junto al cantante canadiense Bryan Adams.

Sin discusión, Pavarotti fue uno de los mejores intérpretes del mundo, el padre de los tenores, y sus conciertos como el anterior mencionado y “Los tres tenores” fueron vistos y serán recordados mundialmente como de los mejores espectáculos en la historia.

Por otra parte, tener el conocimiento del mejor partido de este año para mi equipo fue una noticia de regocijo. Los Atlanta Braves, de las Grandes Ligas, que se encuentran en busca de un milagro para poder clasificar a la postemporada, dieron vuelta a un partido a partir del octavo episodio, donde perdían 8-2, y terminaron ganando el encuentro 9-8.

Los Braves acercaron el encuentro en la octava entrada a dos carreras, después de dos outs, fueron capaces de anotar cuatro carreras para llevar el partido a la novena entrada con un marcador de 8-6 a favor de los Phillies de Philadelphia.

El doble de Matt Diaz, le ha dado una chispa a un equipo que ha visto pasar sus peores par de semanas a finales de agosto y de 14 juegos han perdido diez, lo que los ha distanciado a siete juegos y medio de la primera posición y cinco y medio del comodín.

Tengo las esperanzas altas de que en este mes el pitcheo, que es lo que nos hace falta, ayude a la mejor ofensiva de la Liga Nacional a clasificar a la postemporada y a ganar la tan ansiada Serie Mundial que esperó desde 1995.

Entrelazando labios

3 comentarios
En un beso, sabrás todo lo que he callado.
Pablo Neruda


Y me sudan las manos posada en tu cintura, mientras tu cabeza recostada de mi hombro observa un programa del cual ya no tengo noción porque el olor de tu cabello y el roce de tu frente me han llevado al infinito.

Y con miedo beso tu frente como queriendo decirte “mira para arriba” y tú te ríes de malvada. Yo procedo a jugar con mi dedos en tu cadera y tu finges seguir inmersa en el programa.

Y yo procedo a posar un beso en tu oreja, y tu te estremeces pero lo ocultas fingiendo acomodarte, entonces mi mano queda en tu estomago y tu nuca a la merced de mi boca.

Y tú de especialista, finges el calor y te mueves el pelo desnudando tu cuello, y yo, entiendo el mensaje no solo soplo sino que beso, y tu al fin volteas, yo con hormigas por todo mi cuerpo, y nos miramos y emprendemos el camino eterno al paraíso de los besos.

Y te beso, por fin te beso, acariciando tu cara y tu cuerpo, y tu te separas un poquito no más, lo suficiente para decir “que rico” para acelerar el calor que provocan tus besos.

Y te muerdo, levemente atrapo tu labio inferior en mis dientes, y tú te escapas, de nuevo brevemente, para acariciarte el labio con tus dedos y humedecértelo para calmar un poco el dolorsito que te provoque, entonces vuelves y ya tus besos son otros, más ricos y embriagadores, y ya no nos queda más que ahogarnos a besos y …….

¿Qué demonios está pasando?

1 comentarios
Hace unos días lamentaba la muerte de dos futbolistas jóvenes de fallas cardíacas, ninguno de los dos llegaba a 30 años, hoy me estremeció el hecho de que tenga que redactar de nuevo sobre el mismo tema.

Dos jugadores más han visto su luz esfumarse de la misma forma que Antonio Puerta y Chaswe Nsofwa perecieran hace ya dos semanas.

El ecuatoriano Jairo Andrés Nazareno de 21 años, sufrió un paro cardiaco justo después de que acabara un encuentro de su equipo de tercera división.

El otro caso fue el de Ángel Arenales que pereció de la misma forma luego de disputar un partido amistoso.

Los expertos han declarado que el poco interés de los equipos, que ganan millonadas, en servicios médicos son los principales causantes de estas muertes. Que de haber un cheque médico riguroso hubiera forma de identificar la condición rítmica de los atletas y se reduciría el daño colateral, en cambio, afirman no hubiera ninguno.

Otros otorgan a estos sucesos, el consumo de sustancias para mejorar el rendimiento, de vitaminas y posiblemente de drogas, y que los futbolistas debieran ser sometidos ha exámenes sorpresas.

Con el rigor que conlleva un entrenamiento en un campo de fútbol es vital para un cuerpo técnico conocer por completo la salud de sus jugadores o es que acaso ganar vale más que la vida de una persona.

No quiero ni pensar que el Sevilla, equipo para el que jugaba Antonio Puerta (22 años), quiera justificar con los cinco títulos que gano en dos años, en los cuales Puerta fue crucial. Acaso la sociedad donde vivimos es más importante la victoria que la vida, ¿no es la vida una victoria?, no te mueras ahora, espera que ganemos el título y luego te desplomas donde quieras.

En todos los deportes, en especial el fútbol por la condición que se necesita, deben haber estudios que confirmen que el atleta es capaz de aguantar los entrenamientos y la cantidad de tiempo en juego, porque sino no estamos llegando a nada, que le dice a la familia de Puerta o de los que siguieron ese destino fatal, que fue un grande del fútbol que logró títulos, pero si apenas su carrera comenzaba, no creo que para una muerte haya consuelo alguno.

Ojo con lo que está pasando, como lo notificaba antes, a veces no sabemos lo que consumimos y no tampoco conocemos nuestra salud. Yo no soy quién para decir que uno debe o no debe hacer, me encanta la vida bohemia, pero como antiguo deportista y aspirante a futbolista de 6 contra 6, debemos cuidarnos y conocer nuestros limites antes de encontrarnos con el destino fatal de la mirada perdida hacia el horizonte del norte.

Morir a destiempo, que mal, ahora ¿qué es morir a destiempo? ¿Acaso hay forma de decir cuando se llegó muy tarde o muy temprano? ¿Es la vida medida por los años solamente?
(Foto: Marc Vivien Foe, que pereció en el terreno de juego en 2003, es atendido por uno de los jugadores del equipo contrario antes de que llegara el equipo médico)

El día del blog, la otra comunicación

1 comentarios
Los blogeros dominicanos se trasladaron a Santiago el día 1ero de septiembre para celebrar en camaradería el segundo día nacional del blog, celebrado mundialmente desde el 2006 el 31 de agosto.

Las plumas de todas esas bitácoras criollas se reunieron un día después para disfrutar a pleno con conocidos y desconocidos, como fanáticos y famosos, intercambiando ideas, pasados post, conocimientos y sobre todo, disfrutar de la amistad que existe entre todos nosotros.

La blogsfera ha ido creciendo y se convierte en uno de los mundos cibernéticos más visitados por los cibernautas del país, esto lo prueba la masiva participación en la Arroba de Oro y la cantidad inscritos en la página web de Blogs Dominicanos.

Clave Digital se unió a la celebración con un reportaje de las bitácoras criollas, apoyados de uno de los principales promotores de este medio, Joan Guerrero, una persona genial, a quién tengo el placer de conocer y ha estado tintando cuando le es posible mi humilde espacio.

Paseo por Juan Dolio: La seguridad de nuestras playas

3 comentarios
Con motivo de despejar la mente, pasar rato con mi hermano (que se me va para España dentro de poco) y alejarme de lo cotidiano de la vida, emprendimos la habitual marcha de muchos un domingo desde temprano en la mañana en busca de sol, arena y mar.

Armados de utensilios para un BBQ llegamos a una de las pocas entradas que hay para la “playa pública” luego de que transcurriera un camino que pareció una eternidad (en un próximo post explicó mis comillas y la última expresión) creíamos haber llegado por fin a pasar un momento de tranquilidad, ocio y gula dominical.

Empero, las cosas no transcurrieron así, en el momento en que estuvimos a punto de echar carne en el asunto uno de los “encargados de nuestra seguridad”, un p.n. (en minúsculas, traducción: payaso nacional, pene inservible), luego de que se diera cruces incontables por nuestra alquilada morada, decidió darse cuenta del BBQ y prohibirnos el uso del mismo en la playa.

Antes que todo, no quiero liberarme de culpa, pues si estaba escrito (explicaré esto en otro post) pero quedamos de acuerdo con las personas que allí se encuentran para hacer nuestro “cocinao” que luego de que el encargado de “entretenimiento” para no volver a usar “payaso” nos impidiera concretizar nuestra oferta culinaria en la playa, se nos acercaron y nos explicaron que era ñoñerias de ellos, puesto que, en ocasiones se lo han permitidos a otras personas. Qué sorpresa, ¿por qué será?

Al trasladarnos al negocio de enfrente para poder realizar el BBQ, no había ni la sombra de ninguno de los anteriormente mencionados, al parecer había un cumpleaños por los predios, y en esta ausencia de seguridad ocurrió el punto más deplorable de ese día de playa.

Tomando en cuenta que ayer la tormenta Felix, se convirtió en huracán y llegó a la categoría 5, el mar estaba peligroso y siento que debió haber un restricción o las playas debieron haber estado muy vigiladas.

Con las fuertes olas con la que contaba el mar ese día, similares a las de Caribean Sun (Playa Caribe, Embassy, como quieran llamarle), la vida de un joven que se rindió por no poder regresar fue “presuntamente” extinguida en una de las más despiadadas muertes que existen, la de ahogamiento. (Presuntamente porque el cuerpo no fue encontrado).

Mientras ocurrían gritos, y amigos y desconocidos que rondaban la playa se lanzaban en busca del adolescente, rondaba los 12 o 13 años por lo que se me permitió averiguar, y la seguridad, a pesar del amontonamiento y los gritos, se encontraba perdida en acción.

A los 10 minutos de que el suceso se diera inicio, los mencionados anteriormente, esos mismos que no daban presencia desde que evitaron la tragedia de cocinar en la playa, se veían observando tranquilamente hacia el mar, con radio en mano (sin darle ningún uso), esperando a lo mejor que uno de los tantos ciudadanos que se encontraban buscando al joven perdido lograran realizar un trabajo que no les pertenecía.

Luego de aproximadamente otros 10 y tantos minutos, alguien se les acerco y los intercambios radiales ocurrieron (invito a que me pregunten si valió de algo).

Estos volvieron por la misma neblina con la que llegaron, debieran ser ilusionistas o magos aunque ya se encuentran en el medio del entretenimiento, y las personas seguían especulando el paradero del joven perdido en el estomago de un mar que se tornaba más violento.

Con el sufrimiento de los familiares del joven, llegaron más allegados que tomaron la noticia con extenso dolor y desesperación (de que otra forma si no así) uno quería entrar a como de lugar al agua omitiendo los consejos que los presentes le daban y la otra reanudaba a gritos el pesar y el dolor que los familiares que estaban en la playa habían podido calmar.

De repente, lo inaudito, sin aparecer el cuerpo del joven, ya sin esperanza de encontrarlos vivos, fueron detenidos por un cuerpo policial, que llegó una hora después, familiares de la víctima, al parecer primos o hermanos, para una supuesta investigación. Los “encargados de nuestra seguridad” no escucharon los gritos de la muchedumbre que les pedía la aparición del cuerpo y que no dilatarán más tiempo en cosas inútiles, pero sus plegarias fueron inútiles y los “cerdos” (frase celebre del cine para referirse al cuerpo policial) partieron con tres jóvenes inocentes detenidos que su único delito fue notificar la perdida del joven y de todo lo que hicieron para salvarlo.

El ambiente se llenó de angustia y de impotencia, los familiares devastados, unos acosando a otros por falta de cuidados, los otros defendiéndose, pero la llama de un joven ya parecía más que apagada y los únicos que hicieron intento por salvarlo o encontrarlo fueron los mismos ciudadanos, cumpliendo un trabajo que no les toca, hoy precisamente vi la noticia de un hombre que se ahogó tratando de salvar otra persona.

Sabemos que debemos cuidarnos y que en primera instancia la seguridad esta en nuestras manos, pero y si no es suficiente, en quien confiamos, en que otro ciudadano salve a alguien que no conoce, que sin los conocimientos o materiales necesarios, arriesgué su vida, hoy me hundo en una gran tristeza por uno de los sucesos que pongo en la carpeta de los que me han afectado y mientras escribo estas palabras me engranojo y se me aguan los ojos.

Me despido con estas imágenes del suceso, estas imágenes y este texto fue lo poco que pude acaparar en un ambiente que se torno hostil para mi persona, en donde los familiares de las victimas y los presentes estuvieron al romperme la madre hasta que no me identifique como profesional y expliqué cuál eran mis intenciones, las cuales no se si sean posibles cumplir.